Punto Saludable

Sigue estos remedios naturales para mantener una buena salud de la próstata

Marca la diferencia con dieta y cambios de estilo de vida, ya que pueden ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud de la próstata
domingo, 3 de enero de 2021 · 09:00

A nivel mundial, el cáncer de próstata es la cuarta neoplasia más común en el hombre. En cuanto a la mortalidad por cáncer en México: es la primera causa en el hombre con una tasa de 18.6%, y también es la primera causa en la población en general, mueren 17 hombres diariamente por este cáncer como consecuencia, en su mayoría, de un diagnóstico tardío. 

Se dice que la hiperplasia prostática benigna afecta al 90% de los hombres a la edad de 70 años, y la prostatitis es la razón más común para que los hombres menores de 50 años vean a un urólogo. Claramente, la salud de la próstata es un tema importante, y la educación es una de las mejores maneras de mantenerse saludable o prevenir.

Con la dieta y los cambios de estilo de vida, puede reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud de la próstata. Y si ya está lidiando con algunos de estos problemas, hay hierbas y suplementos que pueden ayudarle a reducir la inflamación, luchar contra la ampliación de la próstata e inhibir el crecimiento de las células cancerosas.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula en el sistema reproductor masculino que es aproximadamente del tamaño de una castaña. Envuelve la parte de la uretra (el tubo que vacía la vejiga) justo debajo de la vejiga y por encima de los músculos del suelo pélvico.

Las principales funciones de la próstata son la producción de un líquido que compone el semen y la capacidad de eyacular con fuerza debido a los músculos de la próstata. La próstata también es responsable del metabolismo hormonal. Es en la próstata que la hormona sexual masculina testosterona se transforma en una forma biológicamente activa llamada DHT.

Tres problemas de salud de la próstata son: el cáncer de próstata, la hiperplasia prostática benigna y la prostatitis.

Cáncer de próstata

Esta forma de cáncer es cuando las células cancerosas malignas se forman en los tejidos de la próstata. Los signos de cáncer de próstata incluyen: un flujo débil de orina o micción frecuente; Dolor o ardor al orinar; Sangre en la orina o semen; Dolor continuo en la pelvis, espalda o caderas; fatiga; mareo; Y la falta de aire o la respiración.

Hiperplasia Prostática Benigna

La hiperplasia prostática benigna es cuando la glándula prostática se inflama o se agranda a medida que los hombres crecen. Cuando esto sucede, la próstata comprime la uretra, lo que hace que sea difícil de orinar, poniendo en riesgo de una infección de la vejiga o cálculos en la vejiga. La hiperplasia se refiere al crecimiento celular añadido que comienza en los hombres más jóvenes y luego se ralentiza y continúa a lo largo de la vida. La HBP es causada por una variedad de circunstancias, incluyendo cambios hormonales (como exceso de estrógeno), deterioro de los vasos sanguíneos y deficiencia de zinc.

Prostatitis

La prostatitis es una inflamación o una infección de la glándula prostática que a menudo produce hinchazón y dolor. También puede conducir a problemas de micción, disfunción sexual y problemas generales de salud, como sentirse cansado y deprimido. A diferencia de la mayoría de los otros problemas de salud de la próstata, la prostatitis ocurre más a menudo en hombres jóvenes y de mediana edad.

Los mejores remedios naturales para la salud de la próstata

1. Cambios en la dieta y el estilo de vida

¡Consume los siguientes alimentos y suplementos y cambia tu estilo de vida para ayudar a mantener una salud óptima de la próstata!

  • Jitomates

Los jitomates (especialmente cuando están cocidos) proporcionan licopeno, que es fundamental para la salud de la próstata. La investigación muestra que el alto consumo de jitomates cocidos, que proporcionan licopeno y otros antioxidantes, puede desempeñar un papel modesto en la prevención del cáncer de próstata.

  • Peces salvajes

Los alimentos con Omega-3, como los peces silvestres, reducen la inflamación de la próstata. Una revisión sistemática publicada en Integrative Cancer Therapies se encontró una asociación entre la mayor ingesta de pescado y la disminución del riesgo de muerte relacionada con el cáncer de próstata.

  • Té verde

El té verde es la bebida número 1 para el anti-envejecimiento porque contiene el nivel más alto de antioxidantes. Ayuda a promover la desintoxicación y la salud de la próstata. La desintoxicación puede ayudar a tratar o aliviar los síntomas de la prostatitis.

Un estudio realizado en el Centro de Investigación para la Prevención y Detección del Cáncer en Japón, los datos mostraron que el consumo de té verde se asoció con una disminución dependiente de la dosis en el riesgo de cáncer de próstata avanzado. Los hombres con el menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata estaban bebiendo cinco tazas de té verde al día.

  • Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza y el aceite de semilla de calabaza ayudan a la salud de la próstata gracias a su alto contenido en carotenoides y vitaminas liposolubles. Las semillas de calabaza contienen zinc, que actúa como un diurético para ayudar a vaciar la vejiga, y reducen la inflamación. Esto puede ser útil para tratar una próstata agrandada que causa problemas con la micción.

Evita el alto consumo de carne y productos lácteos

Según una investigación realizada en Suecia, el alto consumo de productos lácteos y carne se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de próstata. La investigación muestra que los hombres con una mayor ingesta de calcio (lácteos) tuvieron un aumento de 4,6 veces en el riesgo de cáncer de próstata en comparación con los hombres con bajo consumo total de calcio. Esto puede deberse a la alta ingesta de calcio que suprime los niveles de vitamina D, que ha mostrado propiedades anticancerígenas.

Los estudios sobre la ingesta de carne roja son relativamente consistentes al mostrar relaciones de riesgo, esto puede deberse a los efectos de la carne sobre los perfiles hormonales ya los posibles efectos carcinogénicos de los compuestos generados al cocinar la carne a altas temperaturas.

Actividad física

¡Es importante que hagas ejercicio de 3 a 5 días a la semana como mínimo! Una revisión realizada en la Universidad de Stanford afirma que de todos los estudios realizados entre 1976 y 2002, 16 de 27 estudios informaron reducción del riesgo de cáncer de próstata en los hombres que eran más activos. Los investigadores creen que es la capacidad del ejercicio de modular los niveles hormonales, prevenir la obesidad, mejorar la función inmune y reducir el estrés oxidativo que explica los beneficios protectores del ejercicio.

Suplementos

  • Vitamina E

La vitamina E juega un papel como un antioxidante en el cuerpo. La investigación publicada en el Diario del Instituto Nacional del Cáncer indica que hubo una disminución del 32 por ciento en la incidencia de cáncer de próstata entre los participantes que recibieron 50 miligramos de vitamina E durante cinco a ocho años.

  • Vitamina D

Según la investigación realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, la asociación entre la disminución de la exposición al sol o la deficiencia de vitamina D y el aumento del riesgo de cáncer de próstata a una edad más temprana y con una progresión más agresiva, indica que la suplementación de vitamina D debe ser un Prioridad para los hombres de todas las edades.

  • Selenio

Hay una serie de beneficios de selenio, incluyendo su capacidad para aumentar la inmunidad, reducir el riesgo de cáncer y aumentar la longevidad. Un estudio realizado en la Universidad de Arizona evaluó los efectos del suplemento de selenio para la prevención del cáncer de piel y, aunque los efectos resultaron ser limitados, 200 microgramos de selenio al día llevaron a una reducción del 67% en el cáncer de próstata.

  • Licopeno

El licopeno es un poderoso antioxidante que da a las frutas y verduras su color rojo. Es activado por cocinar los jitomates, pero el licopeno en los suplementos es tan fácil para el cuerpo de utilizar como el licopeno que se encuentra en los alimentos. Una revisión sistemática y un metanálisis realizados en 2015 indican que el consumo alto de licopeno o la concentración circulante se asocia con un menor riesgo de cáncer de próstata.

  • Zinc

Un beneficio importante del zinc es el papel que desempeña en la salud de la próstata. Las infecciones, el estrés y la dieta influyen en los niveles de zinc, que se reducen considerablemente en aquellos con problemas de próstata.

En un estudio de 2011 publicado en el Indian Journal of Urology, los investigadores encontraron que en los casos de cáncer de próstata, el zinc en tejido medio se redujo en un 83% en comparación con el tejido normal, y en los casos BPH, hubo un 61% de disminución de zinc en comparación con los tejidos normales. Valores similares estaban presentes en los datos de zinc plasmático y zinc en la orina, lo que sugiere que tanto el cáncer de próstata como la HPB pueden estar asociadas con deficiencia de zinc.

  • Aceite de pescado

El aceite de pescado se conoce para reducir la inflamación, y la inflamación puede conducir a la prostatitis y el cáncer de próstata. Un estudio de 2013 con 2.268 hombres de 67-96 años de edad encontró que los hombres que consumen aceite de pescado en la vida posterior tenían un menor riesgo de cáncer de próstata avanzado.

Escucha y descarga el podcast de Punto Saludable

Consejos: 

1. Realiza tus chequeos en forma anual con tus estudios de antígeno prostático y visita con un urólogo. 

2. Lleva una dieta antiinflamatoria. Evita el consumo de carnes grasosas, embutidos, lácteos, alimentos fritos, capeados, azúcar y alcohol.

3. Aumenta tu  consumo de pescados, semillas, verduras y frutas, apóyate en la suplementación para prevenir y cuidar tu salud. El ejercicio también tiene un papel muy importante, ¡actívate!

Otras Noticias