Fiestas patrias

Fiestas patrias: Así puedes preparar el tradicional pozole rojo con carne de puerco

Esta receta te rinde para 6 porciones y tardarás aproximadamente 1 hora y 5 minutos hacerlo
sábado, 20 de agosto de 2022 · 04:00

Septiembre se está acercando cada vez más de manera sigilosa, por lo que más nos vale ir planeando ya todo el menú de la cena, porque definitivamente en México es una de las fechas más importantes, especialmente cuando de comida se trata, porque es el momento especial para presumir el gran sazón que tenemos, porque definitivamente es cuando nos podemos dar vuelo y cocinar prácticamente todo lo que podamos, porque hay reuniones ya sean familiares o con nuestros amigos. 

Y es que no hay mejor fecha que las fiestas patrias para comer antojitos mexicanos, porque además de que abunda el espíritu festivo, también las ganas de cocinar de muchas personas, como nosotros entre ellas y es tan contagioso, que incluso dan ganas de contribuir con algo para la cena aunque sea sencillo, pero si ya otros años preparaste los sopecitos y las quesadillas, pues definitivamente es momento de meterle complejidad y aventurarte a algo más como un pozole, por ejemplo. 

Si tu pretexto iba a ser "es que no sé, no tengo ninguna receta confiable", permítenos decirte que ya no será válido ése argumento, pues has llegado al lugar correcto y déjanos decirte que si sigues esta, tanto tú, como tus invitados quedarán sumamente complacidos y con ganas de otro platito, por eso aquí te dejamos esta sublime receta que reina en muchos hogares de México cada 15 de septiembre, pues se trata del tradicional pozole de puerco. 

¿Qué es el pozole y cómo se hace?

El pozole mexicano es una sopa tradicional, que se hace a base de granos de maíz nixtamalizado, casi siempre del tipo cacahuazintle, al que se le agregan carnes, que pueden ser de pollo o puerco, verdura y especias según la región de México, pero el pozole rojo es típico de los estados Sonora, Sinaloa, Hidalgo, Nayarit, Guanajuato, Jalisco y Tlaxcala, mientras que el verde es de Guerrero

Esta receta te rinde para 6 porciones (Aunque varía según el tamaño del plato) y más vale que seas paciente, porque no es tan rápida, pero la espera y el esfuerzo merecen muchísimo la pena. Te llevará aproximadamente una hora, considerando que ya tienes tanto la carne, como la verdura picada, pero si no, esto puede tomarte un poco más de tiempo. Pero ahora sí, aquí la tienes, así que ¡manos a la obra!

Datos curiosos del pozole

Como muchos platillos de la gastronomía mexicana, el pozole tiene un antecesor mesoamericano. En este caso y según atestiguan las crónicas y documentos del periodo colonial temprano del siglo XVI, – como el Códice Florentino o el Magliabechiano – los antiguos nahuas comían carne humana en un guiso con granos de maíz llamado tlacatlaolli, que en náhuatl significa “maíz de hombre”, según explica el arqueólogo Enrique Vela, editor de la revista Arqueología Mexicana. Se cree que este platillo era consumido desde antes de la conquista, el emperador Moctezuma disfrutaba de un platillo de Pozole ofrendado al dios Xipe Tótec, señor de la fertilidad y la regeneración del maíz y la guerra. 

Ingredientes

  • 4 litros de agua
  • 1 kilo de carne de puerco cortada en cubos
  • ½ kilo de costilla de puerco cortada en trozos
  • 3 latas de maíz para pozole enjuagado y escurrido (425 gramos c/u). 
  • 1 cebolla blanca cortada en cuatro partes
  • 8 dientes de ajo grandes
  • Sal para sazonar al gusto

Salsa

  • 5 chiles anchos limpios sin semillas y desvenados.
  • 5 chiles guajillo limpios sin semillas y desvenados.
  • 6 dientes de ajo
  • ½ cebolla mediana picadita.
  • 2 cucharadas soperas de aceite vegetal
  • ½ cucharadita cafetera de orégano mexicano
  • Sal al gusto para sazonar

Guarnición

  • 1 lechuga finamente picada
  • 1 ½ taza de cebolla blanca finamente picada
  • 1 ½ taza de rábanos finamente rebanados
  • Chile piquín recién molido al gusto
  • Orégano mexicano al gusto para sazonar
  • Tortillas doradas ó tostadas de paquete 2–3 por persona
  • Limones cortados en cuartos
  • Aguacate cortado en cubos opcional
Es un platillo tardado, pero la espera merece la pena. Foto: Shutterstock

¿Cómo se hace?

Calienta el agua en una olla grande. Agrega la cebolla, el ajo, la sal, la carne y las costillas.

Deja que suelte el hervor y después baja la flama para que se cocine la carne por aproximadamente 2 horas y media, o hasta que ésta se despegue del hueso.

Mientras se cuece la carne, remueve con un cucharón la capa de espuma y grasa que se vaya formando en la superficie del caldo.

Si es necesario agrega más agua caliente para mantener el mismo nivel de caldo en la olla.

Cuando la carne se cueza, sepárala del caldo. Quítale al caldo el exceso de grasa, los huesos de las costillas, la cebolla y el ajo.

Para preparar la salsa, remoja los chiles anchos y guajillo durante 25 minutos en suficiente agua que los cubra.

Una vez que los chiles estén blandos, escúrrelos y colócalos en la licuadora junto con el ajo, la cebolla y el orégano, agregando un poco del agua donde se remojaron estos.

Licúa hasta que tenga la consistencia de una salsa suave.

Calienta el aceite en un sartén a temperatura media alta; agrega la salsa, y sazona con sal al gusto. Revuelve constantemente.

Reduce la flama y hierve a fuego lento por aprox. 25 minutos.

Agrega la salsa al caldo pasándola primero por un colador. Deja que suelte el hervor y agrega la carne. Hierve a fuego bajo por aprox. 10 minutos.

Agrega el maíz y sazona con sal y pimienta. Sigue cocinando hasta que el maíz este cocido completamente.

Sirve el pozole en plato hondo y coloca la guarnición a un lado.

Otras Noticias