Saludable

Descubre cómo la granada puede ayudar a restaurar un corazón dañado

La granada ha venido a revolucionar el mundo alimenticio de aquellas personas que sufren hipertensión o enfermedades cardíaca
sábado, 13 de junio de 2020 · 09:47

Los granos encarnados de la granada (deshidratados y usados como especia en la India) han empezado a adquirir popularidad como alimento saludable ya que está relacionados con la salud cardíaca y de próstata. Hoy en día la granada es un ingrediente de moda empleado en muchas elaboraciones culinarias tanto como jugos, aromatizar agua, helados, cócteles, ensaladas, etc... Es barata y temporal por lo que su consumo fresca se limita a unos poco meses en el año, pero que deshidratada puede encontrarse todo el año. Los jugos se puede congelar y consumirse con todas sus propiedad nutricionales intactas. 

Es un alimento rico en polifenoles, en diversas clases de antioxidantes, flavonoides, antocianinas, ácido elagico, ácido punígico y en otros muchos.  En diversos estudios se ha demostrado que su consumo puede prevenir las tres causas de muerte más comunesen occidente: las enfermedades cardíacas, el cáncer y los derrames cerebrales.

Los médicos de la Universidad de San Francisco han efectuado un estudio con 45 personas, cuya media de edad es de 69 años, aquejadas de problemas cardíacos. Casi la mitad había sufrido un infarto, la mayoría tenía la presión arterial alta y casi todas presentaban altos niveles de colesterol. 

Todas ellas estaban recibiendo un tratamiento farmacológico que incluía estatinas, anticoagulantes y medicamentos antihipertensivos. 

Los investigadores las dividieron en dos grupos. Durante lo siguientes tres meses, un grupo bebió unos 235 ml de zumo de granada al día y el otro grupo, un zumo placebo. 

Al principio u final de los tres meses, los médicos les realizaron un test de perfusión miocárdica, un tipo de prueba de esfuerzo cardíaco que emplea la tomografía axial computarizada (TAC) para evaluar el suministro de sangre que llega al corazón durante el ejercicio. 

Al cabo de tres meses, el grupo que tomó el jugo de granada presentaba un incremento de la irrigación sanguínea del corazón de un 17%, mientras que el grupo placebo mostraba un reducción de un 18%. 

Estos resultados son de considerable importancia, ya que se ha demostrado que el mejor indicador de riesgo de infarto en los pacientes aquejados de enfermedades cardíacas es la cantidad de sangre que llega al corazón, un dato que mide el test de perfusión.

La granada previene:

La angina de pecho.

Incrementa el óxido nítrico. 

Reduce la presión arterial alta

Reduce el colesterol

Controla la diabete.

Potencialmente podría detener el incurable cáncer de próstata (Fuente: Revista Cell Cycle y Universidad de Wisconsin).

Otras Noticias