Postre mexicano

Volteado de piña, receta para que tu pan quede suave y bien cocido

La piña es una fruta deliciosa y nutritiva que, presentada en esta receta es un postre atractivo y delicioso
domingo, 30 de agosto de 2020 · 17:40

Aunque parezca nuevo, el Volteado de Piña se prepara con una receta que data de los años veinte del siglo XX, aunque podría ser mucho más antigua y se habría creado en esa época debido a que las amas de casa tendrían la tarea de crear recetas nuevas y que fueran atractivas, por lo que al cocer un pan y voltearlo presentaban la imagen de una fruta que originalmente estaría en el fondo. 

De acuerdo con el American Century Cookbook: The Most Popular Recipes of the 20th Century de Jean Anderson, la receta aparecería en una revista con fecha de noviembre de 1925, e incluso ahí aparecía con rodajas de piña, cerezas rojas confitadas y un glaseado de azúcar morena, la cual se usa para hacer un caramelo más oscuro que el que presentamos aquí. Esto varía según la receta, pues algunas la presentan más quemada, con rebanadas completas o pasas.

Por supuesto, la receta de este pan es la piña, de la cual te hemos hablado en otro artículo, pero de la cual podemos resumirte que es una fruta muy nutritiva llena de vitaminas y minerales entre las que destacan la A, C y B6, así como potasio, fibra, calcio, magnesio y ácido fólico; por otra parte, su contenido de bromelina ayuda como antiinflamatorio y fortalece el sistema inmunológico y reduce los problemas de estreñimiento. Esperamos que te animes a preparar esta sencilla, pero deliciosa receta y disfrutes un postre en verdad delicioso.

Volteado de piña

Ingredientes:

170 gramos de mantequilla

260 gramos de azúcar

1/2 taza de almíbar de piña

2 huevos

200 gramos de harina de trigo

2 cucharaditas de polvo para hornear

1/3 de taza de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

Piña en almíbar

Cerezas en almíbar

Sal

Coloca en un sartén a fuego bajo 50 gramos de mantequilla, 80 gramos de azúcar y 1/4 de taza de almíbar de piña, remueve para que se integre todo y deja en el fuego hasta que los grumos del azúcar, cuando esto suceda pasa el líquido al molde de aproximadamente 22 centímetros de diámetro, de forma que cubra la superficie completamente.

Toma una rebanada de piña y colócala al centro, después corta por la mitad otra rebanada y ve colocando una mitad seguida por otra alrededor del círculo central, de forma que se verá como una espiral. Una vez que termines, toma una cereza sin el rabito y ponla al centro de cada rebanada de piña, cuando termines deja a un lado el molde a temperatura ambiente. Precalienta el horno a 180ºC.

En un recipiente hondo coloca 120 gramos de mantequilla con 180 gramos de azúcar blanca a temperatura ambiente y bate hasta que sea una pasta suave y bien integrada, después integra 1 huevo, también a temperatura ambiente, una vez que se integre y sin dejar de batir, añade el otro huevo, cuando se haya integrado añade el polvo para hornear, una pizca de sal y una cucharadita de extracto de vainilla hasta incorporar.

Una vez que estos ingredientes estén bien mezclados, tamiza la harina encima y bate con cuidado, ve agregando poco a poco la leche y 1/4 de taza de almíbar de piña, así irás obteniendo una mezcla homogénea, suave y no tan espesa, puedes añadir un poquito de leche extra o de almíbar si sientes que aún está muy espesa tu masa. Cuando esté lista pásala al mole y con ayuda de una espátula empareja la parte de arriba, de forma que quede bien aplanada, teniendo cuidado de no remover las piñas.

Ya que el horno ha estado prendido por 20 minutos mete el molde tapado con papel aluminio. Pasado este tiempo retira el aluminio y mete un cuchillo o un palillo, si no sale limpio deja otros 20 minutos y vuelve a revisar. Cuando esté listo, pasa una espátula alrededor del molde para desmoldar, puedes esperar alrededor de 5 minutos para que se enfríe un poco, para después voltearlo sobre la charola en la que lo vas a presentar.

 

Más de