Punto Saludable

Migraña y alimentación: lo que sabemos, lo que no sabemos y lo que quisiéramos saber

¿Padeces migraña y quieres saber si existen alimentos que podrían perjudicarte? ¿Influye realmente nuestra dieta en la aparición y tratamiento de este padecimiento? Aquí te contamos lo que la ciencia sabe hasta ahora
domingo, 13 de noviembre de 2022 · 08:00

Se estima que del 12 al 14 % de la población mundial padece migraña, haciéndola uno de los trastornos neurológicos más prevalentes en el mundo. Una definición sencilla sería: una serie de dolores de cabeza incapacitantes, que comúnmente se acompañan de alteraciones sensoriales (sensibilidad a la luz, a sonidos o a olores), dificultad de movimiento, náuseas, vómito, entre otras. 

¿Por qué ocurre?

El mecanismo por el cual aparece la migraña no se conoce del todo todavía. En el pasado se creía que se debía la dilatación y contracción de los vasos sanguíneos y que estas variaciones en el flujo de sangre provocaban el dolor. Sin embargo, estudios más recientes han observado que esta vasodilatación podría ser más una consecuencia de lo que parece ser una disfunción a nivel de las neuronas, que ocasiona alteraciones en la actividad cerebral. Sin embargo, por qué esto sucede es algo que los científicos aún desconocen. 

¿Quién está en riesgo de presentarla? 

Aunque la ciencia aún no puede explicar por completo el mecanismo de la migraña, se ha visto que las fluctuaciones hormonales, el estrés, las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, ciertas mutaciones en los genes, entre otros, constituyen factores de riesgo de la enfermedad. Adicionalmente, las mujeres menores de 45 años son el grupo poblacional con la mayor  prevalencia de esta condición. 

También el consumo de alcohol, el tabaquismo e ingerir ciertos alimentos se han visto asociados con su aparición. 

Escucha el episodio completo de Punto Saludable en tu plataforma digital favorita

¿Cuál es su relación con nuestra dieta?

A lo largo de los años se ha venido estudiando la acción de los llamados detonadores (o triggers, en inglés) de la migraña en la dieta. Algunos de estos alimentos, como quizás hayas escuchado, son el chocolate, el queso, las nueces, los cítricos, el café y los embutidos, entre otros. 

Pero, a estas alturas tal vez no te sorprenda que, si bien estos detonadores son comunes, los mecanismos por los cuales podrían provocar la migraña son poco conocidos. Se piensa que su efecto podría deberse a su papel en la modulación de neurotransmisores, canales iones y otros elementos del funcionamiento cerebral. 

Así que, básicamente: hace mucho tiempo que se reconoce el papel de ciertos alimentos como detonadores de la migraña, pero del porqué de su acción se sabe poco. 

¿Existen estrategias o tratamientos nutricionales?

El abordaje tradicional de la migraña mediante alimentación se ha basado en regímenes de eliminación. Es decir, llevar un diario de detonadores y eliminar dichos alimentos de la dieta. Ahora a lo mejor te estés preguntando, ¿cuál es el problema entonces?, ¡sólo quito los alimentos que me provocan los episodios y listo! Pero, lamentablemente, la investigación muestra que hay varios problemas con esta estrategia. Primero, no todas las personas que padecen migraña tienen detonadores específicos; segundo, la eliminación podría llegar a tener un efecto negativo en el estado nutricional y en calidad de vida del paciente y que éste sobrepase el posible efecto positivo de la exclusión de varios alimentos de la dieta; y tercero, la evidencia científica es aún insuficiente para que este abordaje se pueda considerar una recomendación de rutina para el paciente. 

Otros abordajes nutricionales están siendo estudiados actualmente. Como por ejemplo, la dieta cetogénica y la baja en índice glucémico. De momento, ambos cuentan con evidencia de calidad moderada en la prevención de la migraña. 

Asimismo, un nuevo hallazgo interesante fue el efecto favorable de una dieta alta en fuentes de ácidos grasos omega 3 y baja en fuente de ácidos grasos omega 6 en la disminución de la frecuencia y duración de los dolores de cabeza. 

Con múltiples estudios en marcha, el futuro de los tratamientos nutricionales para la migraña parece prometedor. Esperemos que la mayor investigación y comprensión de la interacción entre esta condición y los alimentos permita ir mejorando la calidad de vida y el tratamiento global de las personas. 

Sigue leyendo:

Mitos y realidades de los suplementos nutricionales y deportivos ¡no te dejes engañar!

Retos nutricionales ¿realmente funcionan? Aquí te decimos porque tienen todo para fallar

mgm

Otras Noticias