Saludable

Top de alimentos que debes considerar para fortalecer tus defensas

Es una época en la que debes cuidar tu salud, por ello, agrega estos alimentos para fortalecer tu sistema inmune
viernes, 1 de enero de 2021 · 14:30

Estamos en una época en que el clima es mucho más duro para la salud de las personas, especialmente si su sistema inmune está vulnerable, por ejemplo, en el caso de padecer alguna enfermedad como diabetes, SIDA, lupus o cáncer, pues nuestro organismo se vuelve más propenso a contraer alguna infección causada por un virus o bacteria.

Por esta razón, es fundamental cuidar nuestra salud y mantener nuestras defensas arriba, particularmente ahora que hay una pandemia de la cual aún no existe una cura o una vacuna 100% eficaz. Existen muchos cuidados y consejos que puedes aplicar en tu día a día para mantener en buen estado la salud de tu organismo, y una es a través de la alimentación.

Recuerda que es importante mantener ejercicio regular, procurar buenos descansos y evitar estar en estrés, pues de lo contrario estarías afectando tus defensas sin importar qué tan bien te alimentes, pues todo es un complemento. A continuación te damos el top de alimentos que debes considerar implementar en tu dieta regular para fortalecer tus defensas.

Top 7 de alimentos para fortalecer tus defensas

  • Ajo y Cebolla

Te guste o no el intenso sabor de estos alimentos, son dos de los que deben reinar en tu cocina, de preferencia crudos para aprovechar al máximo sus beneficios. El ajo se ha utilizado desde tiempos remotos para combatir diversas infecciones y esto se debe a que posee propiedades antibacteriales, antivirales y antifúngicas, además disminuye la presión sanguínea y retarda el endurecimiento de las arterias.

Por su parte, la cebolla también ha sido muy empleada para combatir infecciones respiratorias principalmente, y esto se debe a su rico contenido de antioxidantes, quercetina y vitamina E, mientras que la glucoquinina ayuda a combatir la diabetes.

  • Nueces o almendras

Los frutos secos son excelente fuente de vitamina E, uno de los compuestos más importantes para tener un sistema inmune fortalecido, aunque al ser una vitamina liposoluble se requiere de grasa para que el organismo la absorba mejor y nada como las nueces o almendras para adquirir esta dotación vitamínica. Se recomienda comer un puñito diario y no excederse pues contienen grasas saludables que en demasía pueden ser perjudiciales.

  • Caldo de pollo

Aunque parece receta de abuelita, en realidad se trata de un guisado excelente para combatir los resfriados y proteger nuestras defensas, esto se debe a que las infecciones provocan inflamación y en el caso de las vías respiratorias se genera un exceso de mucosidad que no sólo es molesto, sino que es un síntoma de que seguimos enfermos.

El caldo de pollo aporta vitamina B6, que es muy útil en diversas funciones del organismo, incluyendo la producción de glóbulos rojos sanos, así como condoroitina, y otras vitaminas y minerales necesarias para la salud del sistema digestivo y del respiratorio, mientras que el caldo nos mantiene hidratados y regula nuestra temperatura.

  • Arándanos

Estos frutos del bosque o frutos rojos, son uno de los más saludables que existen, pues contiene atocianina, un flavonoide encargado de su color oscuro con propiedades antioxidantes y protectoras que benefician al sistema respiratorio, además de que son excelentes para evitar infecciones urinarias y proteger al corazón.

Estos frutos contienen vitaminas C, B, A, E y K, por lo que actúan como poderosos antioxidantes que combaten a los radicales libres del organismo causantes de diversas enfermedades y del envejecimiento prematuro, además de que protegen tu salud ocular, tus tejidos, tu piel, tus nervios y tus defensas.

  • Kéfir

El kéfir o leche de Búlgaros, es un producto lácteo parecido al yogurt, aunque se trata de una fermentación de hongos y lactobacilos que que transforman la lactosa de la leche en ácido láctico muy benéfico para la salud intestinal, debido a sus altos niveles de probióticos.

Este producto estimula la producción de defensas naturales en el organismo y favorece una microbiota saludable, indispensable para el sistema inmune, además de que contribuye a regular el apetito, disminuir la inflamación y activar el metabolismo.

  • Sopa miso

La sopa miso es un plato originario de Japón que se elabora con base en soya, por lo que no contiene lactosa, gluten ni grasa, por lo que además de ser rico en probióticos que son benéficos para la salud intestinal y estimulantes del sistema inmune, también son excelentes para disminuir el colesterol malo (LDL) y desintoxicar al organismo.

Esta pasta contiene ocho tipos de aminoácidos, además de vitaminas B1, B2, B6, B12, E y K, así como niacina, ácido fólico, ácido pantoténico, biotina y antioxidantes contra distintos tipos de cáncer, además de minerales como sodio, potasio, calcio, magnesio fósforo y hierro, también es rico en triptófano, el cual es el aminóacido de la felicidad y que provee de energía.

  • Cúrcuma y jengibre

Estos rizomas son excelentes para la salud de las personas, se han utilizado por muchos años en la medicina tradicional debido a que poseen propiedades antiinflamatorias, además de ser excelentes para el cuidado del sistema inmune. La curcumina es excelente para aliviar los dolores musculares, mientras que el jengibre es un excelente alimento para evitar la inflamación, mientras que ambos reducen el colesterol malo (LDL) de la sangre y protegen al corazón.

  • Espinacas y vegetales de hoja verde

Los vegetales de hoja verde deben formar parte de tu dieta por todos los beneficios que tiene para tu organismo, pero en especial, te recomendamos incorporar espinacas, pues tienen un alto contenido en fibra, vitaminas A, B1, B2, C y K, además de minerales como calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos.

Estos vegetales son excelentes para incrementar la capacidad del sistema inmune ante las infecciones, además de que se fomenta la producción y reparación de las células y del ADN, debido en gran parte por antioxidantes que previenen la aparición de células cancerígenas. El fortalecimiento del sistema inmune también se debe al ácido alfalipoico, el cual también ayuda a controlar la diabetes porque aumenta la sensibilidad a la insulina, entre muchos beneficios más.

Otras Noticias