Saludable

Conoce 5 alimentos que requieren fermentación y descubre sus beneficios

La fermentación es un proceso por el cual algunos alimentos se transforman en otros compuestos orgánicos, deliciosos y benéficos para el organismo
domingo, 14 de junio de 2020 · 12:20

La fermentación es un proceso de oxidación incompleta por el cual pasan algunos alimentos al irse degradando para transformarse en otros compuestos orgánicos; sin embargo, para algunos puede resultar algo impactante ya que requiere la aparición de microorganismos como bacterias u levaduras (hongos microscópicos) que provocan este proceso químico; no obstante, esto no implica que los productos que se han fermentado sean perjudiciales.

Para fermentar un alimento se permite que se desarrollen mohos, bacterias o levaduras, aunque contrario a la suposición de que los alimentos fermentados son dañinos, en realidad se promueve un proceso que ayuda a que se conserven durante mucho más tiempo sin perder sus propiedades nutricionales o su calidad, además de ser benéficos para la digestión, pues ayudan a la flora intestinal, potencian sus sabores, refuerzan el sistema inmunológico e incrementan la presencia de vitaminas.

Se sabe que hace más de 20 mil años los países asiáticos consumían productos fermentados como el miso o la soja, y que hace cinco mil años los egipcios y otras civilizaciones como los galos, utilizaban las levaduras para elaborar el pan; y aunque hubo investigaciones desde el siglo XVII, fue el químico francés y pionero de la microbiología, Louis Pasteur quien analizó y entendió el proceso de fermentación de la levadura entre 1857 y 1867.

Pan

El pan es uno de los alimentos que requiere de la fermentación a través de las levaduras que transforman el almidón, un tipo de azúcar complejo, en glucosa. Durante el proceso el alcohol se evapora en el horno y el dióxido de carbono se encarga de inflar la masa en forma de burbujas. Entre algunos de sus beneficios del pan se cuentan la aportación de energía gracias a sus elevados contenidos de carbohidratos, vitaminas y nutrientes, así como fibra.

Yogurth

Uno de los productos más conocidos por su proceso de fermentación es el yogurth, el cual proviene de la fermentación láctica y que provee a este nuevo componente orgánico de nutrientes como la biotina, la vitamina B12, el ácido linoleico conjugado y los probióticos Streptococcus thermophilus y Lactobacillus acidophilus, los cuales estabilizan y proveen de equilibrio a la flora intestinal, además de regular la acidez del estómago.

Queso

El queso requiere de un proceso de maduración y fermentación con bacterias que degradan la leche y la hacen más ácida. Los microorganismos involucrados en este proceso se encuentran más presenten en algunos tipos de queso como los azules, entre los que se cuentan el queso roquefort y el gorgonzala que proviene de mohos. Entre uno de sus principales beneficios se encuentra su alto contenido en calcio, mineral fundamental para proteger a los huesos y los dientes.

Encurtidos

Los encurtidos son alimentos sumergidos en una alta concentración de sal o salmuera, que fermentan con la ayuda del microorganismo Lactobacillus plantarum, el cual ayuda al alimento a coservarse por meses, pues baja el PH y aumenta la acidez del producto. Entre algunos de sus beneficios se cuenta el cuidado de la flora intestinal, además de ayudar a prevenir los gases intestinales, la inflamación y el estreñimiento.

Chocolate

Quizá tenías noción de la fermentación de los anteriores alimentos, pero el chocolate es un producto que también debe pasar por un proceso de fermentación. En este caso los propios azúcares de la pulpa del cacao son los responsables de favorecer el trabajo de las levaduras que dan el sabor final de este alimento. Entre algunos de sus beneficios se encuentra la baja de colesterol malo por bueno, además de ser un poderoso antioxidantes y reducir los problemas cardiacos.

 

Otras Noticias