ABC de los alimentos

¿Es bueno consumir sal? Esto es lo que tienes que saber de este ingrediente

Tenemos acceso a tanta información, que ya no sabemos bien qué alimentos son sanos o cuáles deben estar limitados
jueves, 11 de junio de 2020 · 19:34

Una semana más en el ABC de los alimentos, hoy tratamos del mundo de la sal, consciente de que estas palabras darían para un libro quizás una enciclopedia, porque la sal es uno de esos ingredientes que viene cargado de historias de poder y de todo tipo, y que incluso provocó guerras y el desarrollo del comercio internacional.

Pero más allá de estos datos, desde un punto alimenticio, muchas son las dudas que hay en torno a la sal. Puedes elegir entre las decenas de diferentes sales que se ofrecen en el mercado, pero básicamente todas ellas las podemos dividir entre sales  refinadas y sales orgánicas también conocidas como kosher, y son aquellas que no han sido sometidas a ningún tipo de procedimiento químico o físico para cambiarles su textura o sabor, o añadirle algún complemento que las “enriquezcan”.

Existen grandes diferencias entre las sales refinadas (industriales) y las sales orgánicas por ejemplo podemos resaltar las siguientes:  mientras la sal sin refinar puede dar vida, la sal común o refinada puede causar grandes problemas en nuestro organismos (hipertensión en la mayoría de los casos, estimar la aparición de problemas cardiacos, potencialmente diversos tipos de cáncer por la presencia de flúor , yodo y diversas sustancias químicas). La sal orgánica puede ofrecernos una mayor concentración de minerales, puede actuar de bactericida, antibiótico, electrolítico, regula el sodio y el potasio y quién sabe quizás hasta dar mayor longevidad.

Los beneficios del consumo de una sal de calidad son varios, por ejemplo puede aportar energía a los músculos, compensar una mala alimentación ofreciendo nutrientes que no se encuentren en nuestra dieta, disminuir la acidez gástrica, estimular la circulación sanguínea,, eliminar ácidos tóxicos, y un sinfín de beneficios.

La Sal de Guerande en Francia es muy conocida a nivel internacional en el mundo gourmet y gastronómico, pero México dispone igualmente de sales de una calidad extraordinaria como pueden ser las de Colima que son sales marinas muchas de ellas con certificación orgánica, siendo México el sexto productor de sal en el mundo.

México produce 10 millones quinientas mil tonadas métricas de sal. La salina más grande del mundo se encuentra en Guerrero Negro, Baja California, con una producción de 7 millones 434 mil 700 toneladas anuales.

Otras Noticias