Salsa

Así puedes preparar una picante salsa verde para acompañar tus tacos

En México no hay una buena comida sin una buena salsa y existe una gran variedad para acompañar tus platillos, aquí te damos una receta deliciosa
miércoles, 10 de junio de 2020 · 13:05

Las salsas en la gastronomía son complementos para los alimentos y básicamente se pueden preparar con la mezcla de varios ingredientes para formar un líquido a veces más espeso, otras más aguado, con el fin de agregar un sabor extra al platillo que tenemos frente a nosotros; sin embargo, en México las salsas son más conocidas por una preparación con base en algún chile, para agregar el picor necesario a nuestra comida.

Todos sabemos que en la culinaria mexicana, el chile y el maíz conforman dos alimentos fundamentales en nuestra dieta, los cuales no son malos como muchos consideran, pues tienen grandes aportes nutrimentales; por ejemplo, el ingrediente activo del chile es la capsaicina, la cual le da su picor característico y que ayuda a aliviar el dolor, además de que tiene entre sus componentes agua, carbohidratos, fibra, proteína, vitaminas A, B1, B2, B6 y C, así como azufre, calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, magnesio, y yodo, cuyos beneficios se traducen también en antioxidantes, fortalecer el sistema respiratorio y tener efectos anticancerosos, analgésicos, antiinflamatorios, y antimicrobianos.

Los mexicanos solemos decir que "un taco sin salsa no es un buen taco", pues es el complemento ideal de este platillo que surgió de la mezcla de dos culturas, la prehispánica, en la que ya existía la tortilla y el chile, y la mexicana con la llegada de los españoles, quienes trajeron, entre otras cosas, la carne de cerdo, res, pollo, oveja y carnero al nuevo continente, que ahora utilizamos para preparar los famosos tacos.

Actualmente las salsas se preparan en la licuadora, porque hay que decirlo, es mucho más sencillo y rápido hacerlo así; sin embargo, la forma tradicional de prepararla es en un molcajete, un instrumento de piedra volcánica donde los ingredientes de la salsa toman un sabor distinto. Puedes prepararlo de ambas formas, aunque si quieres hacerlo en un molcajete el orden sí es importante: debes comenzar por el ajo, luego la cebolla, el cilantro y al final los chiles y los tomates. ¡Manos a la obra!

Prepara esta deliciosa salsa verde

Hay dos tipos de salsa verde conocidas, una es la cruda, donde los ingredientes no se cocinan previamente, y ésta, donde incluso el color es más claro. Su preparación es muy sencilla, sólo necesitas lo siguiente:

Seis tomates verdes medianos

Un cuarto de cebolla

Un diente de ajo

Tres o cuatro chiles serranos (según el picor que te guste)

Un ramito de cilantro

Sal

Lava muy bien los tomates, los chiles y el cilantro, luego quítales la "colita" a los tomates y chiles. En una pequeña olla pon a cocer en fuego medio los tomates y los chiles, después de 10 minutos revisa si ya están más claros y de consistencia suave, si es así sácalos y colócalos en la licuadora, junto con el ajo pelado, la cebolla, unas tres ramitas de cilantro y sal al gusto. Licúalo, después puedes probarlo, el picor suele bajar cuando se enfría la mezcla, pero si aún te parece muy picosa puedes agregar un tomate más. Al servir te sugerimos picar un trocito de cebolla y dos ramitas de cilantro para ponerlas encima, así tendrá una mejor presentación, sin contar con que su sabor es delicioso.

 

Otras Noticias