Bebidas

Prueba estas opciones de jugos naturales para prevenir el hígado graso

EL hígado graso es de esas enfermedades que se presentan de manera silenciosa y deberás evitarlo. Puedes probar estos jugos
jueves, 3 de junio de 2021 · 21:26

El hígado graso, esteatosis hepática o hígado adiposo es una afección en la que suele acumularse una gran cantidad de grasa en hígado y existen dos tipos: Hígado graso por alcohol y no alcoholico. Ambos, por supuesto, son sumamente malos para la salud de una persona y se les recomienda acudir a un especialista, en caso de presentar algún problema que tenga que ver con hígado en general. 

¿Cómo son los tipos de hígado graso? 

Hígado graso no alcohólico 

En este existen dos tipos:

Hígado graso simple: en el cual existe una porción de grasa, pero hay muy poca inflamación o es nula. En este tipo no existe como tal un daño en las células del hígado y el problema no resulta ser tan serio como para causar alguna complicación que va más allá. 

Esteatosis hepática no alcohólica: En este tipo sí existe una inflamación y daño en las células del hígado y grasa. La inflamación y el daño pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado que después podría derivar en cirrosis o cáncer de hígado. Es de suma importancia que para este tipo se lleve un tratamiento especial con un profesional. 

Hígado graso por alcohol

Precisamente como lo indica su nombre, es causado por el exceso de alcohol en el organismo, el cual provoca la descomposición de la mayor parte del hígado, dando como resultado esto el de producir sustancias que pueden dañar nuestro sistema. Estas sustancias, también son capaces de dañar las células del hígado, provocar inflamación y debilitar las defensas naturales del cuerpo. Por ello mismo se les recomiendo dejar el alcohol de manera permanente o definitiva a muchos de esos pacientes, para evitar también a futuro, problemas como hepatitis alcohólica y cirrosis.

¿Hay síntomas?

Lamentablemente no existen síntomas como tal que puedan describir la enfermedad del hígado graso por alcohol o no alcohólico, ya que son silenciosas estas afecciones. Pero en varios pacientes se presenta un cansancio excesivo y molestias en la parte superior derecha del abdomen. 

Una de las forma de prevenir el hígado graso es con remedios naturales y los jugos pueden convertirse en un gran aliado para ello. Por lo tanto puedes probar estas bebidas, para prevenir únicamente, estás no te van liberar de la enfermedad en caso de tenerla, pero pueden ser un gran aliado para evitarlo. 

Jugo de melón y menta 

Recomendación: Puedes tomarlo hasta 3 veces al día durante15 días o hasta 3 meses.

Ingredientes

  • ½ melón
  • 6 hojas de menta o hierbabuena
  • Cubos de hielo

Preparación

Lo primero que haremos será pelar y cortar el melón.

Llevamos a la licuadora con el resto de los ingredientes y dejamos hasta obtener una mezcla sin grumos. 

En todo caso siempre se puede colar.

Sirve en un vaso, decora con una hoja de menta.

Jugo de papaya y limón 

Recomendación: Tomar en ayunas durante una semana y se recomienda hacerlo solo 1 vez al mes.

Ingredientes 

  • ½ papaya
  • ½ limón (el zumo)
  • 200 ml de agua (puede ser agua de tamarindo)

Preparación

Lo primero que haremos será pelar y cortar la papaya.

Llevamos a la licuadora con el resto de los ingredientes y dejamos hasta obtener una mezcla sin grumos. 

Si lo deseas también puedes agregarle media cucharada de miel y 4 hojas de menta antes de mezclar.

Sirve y disfruta. 

Jugo de remolacha y limón

Recomendación: 2 veces al día durante la mañana en ayunas y al rededor de las 16:00hrs. Por 15 días.

Ingredientes

  • 1 remolacha grande
  • 1 limón grande

Preparación

Lava, pela y corta en trozos la remolacha. También, exprime el limón y retira las semillas.

Llevamos a la licuadora con el resto de los ingredientes y dejamos hasta obtener una mezcla sin grumos. 

Sirve y disfruta.