Recetas con carne

¿Y si preparas un delicioso y súper nutritivo jugo de carne?, sigue paso a paso esta receta

¿A quién no le gusta un buen jugo de carne?, y si tú aún no lo has probado, te recomiendo esta receta sencilla
miércoles, 5 de enero de 2022 · 16:18

Los calditos, consomés y jugos de carne siempre son una cosa deliciosa, son sustanciosos, te reconfortan el corazón y y para los ojos de las madres y las abuelas no hay mal que con uno de esos no se solucione.

El principio básico de ellos es que toda la “sustancia” y todos los elementos nutritivos y organolépticos  que lo conforman, se fusiona con los líquidos añadidos para su cocción y de esa manera tenemos lo mejor de lo mejor.

Los hay resultantes, como el consomé de barbacoa, parte de la cocción como el caldo de pollo y como reducciones, como lo es el jugo de carne… Y es justamente a ese al que le vamos a dedicar esta nota del día de hoy.

El jugo de carne, como su nombre lo dice, es el resultado de la sobrecocción de ciertos cortes de carne con algunos vegetales, sin ningún líquido añadido. Eso quiere decir que el poco líquido que resulta no es nada más, más que los jugos de la misma carne y los vegetales  que incluso se llega a deshacer un poco siendo un total manjar.

La receta que les voy a compartir hoy es de mi abuela, que cuando mi madre y mi tía eran pequeñas les preparaba como una fuente casi infinita de vitaminas.

Ingredientes:

  • 250gr  de pecho de res 
  • 250 gr de aguayón
  • 1 diente de ajo
  • ½ pz de cebolla blanca picada
  • 2 hojitas de laurel chiquitas
  • 1 ramita de tomillo
  • Sal y pimienta al gusto.

Procedimiento:

Para preparar el jugo de carne es necesario tener un frasco de vidrio de un litro aproximadamente, y una base de metal para cocción a Baño María  

Una vez con estos elementos, procedemos a colocar dentro del frasco el pecho y el aguayón picado en trozos pequeños, la cebolla, ajo, laurel y tomillo, además de la sal y la pimienta.

Colocamos la rejilla de cocción a Baño María dentro de una olla alta y el frasco muy bien cerrado.

Cubrimos con agua hasta la mitad del frasco y llevamos a  cocción por 1 hora y 30 minutos.

Sacamos con  cuidado, abrimos y colamos. Es muy importante consumirlo inmediatamente, para poder disfrutar al máximo sus sabores.

Algunas personas lo acompañan con salsa inglesa, o jugo sazonado, además de limón, cebolla y cilantro picado, pero creo que la mejor manera es sólo con unas gotas de aceite de oliva.