Recetas mexicanas

Recetas mexicanas: Disfruta de los mejores camarones a la diabla

La naturaleza de los camarones a la diabla es que queden bien picositos, pero te decimos cómo modular el picor
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 11:10

Los camarones a la diabla son una receta mexicana que reciben este nombre por la preparación de estos mariscos en una salsa bien picante, lo que los hace un platillo espectacular para quienes son amantes de este sabor; sin embargo, para que puedas disfrutarlos en casa te decimos de qué manera ajustar el picante para que quede a tu gusto y puedas disfrutar de este rico guiso.

Aunque parecen muchos pasos, no te asustes, en esta receta te decimos cómo preparar un fondo de pescado para que la salsa quede mucho más sabrosa, y esto es porque se potencia el sabor de los camarones. Para hacer esta salsa se utilizan varios chiles secos, los cuales le dan consistencia, textura y sabor, pero cada uno tiene un picante distinto y son los de árbol los realmente bravos.

Para que la salsa quede picante no sólo se agregan bastantes chiles de árbol, sino que se les deja sus semillas, así que si quieres que quede mucho menos endiablado, lo que tienes que hacer es disminuir la cantidad de este chile en la preparación de la salsa, e incluso quitarle las semillas ayuda. Acompaña estos camarones a la diabla con un arroz blanco o en taquitos, ¡te encantarán!

Camarones a la diabla

Ingredientes:

  • 600 gramos de camarón fresco
  • 2 tazas de agua
  • 1.5 cebollas
  • 6 dientes de ajo
  • 6 chiles guajillo
  • 3 chiles anchos
  • 6 chiles de árbol
  • 3 chiles chipotle de lata
  • 250 gramos de jitomate
  • 1/2 taza de jugo de naranja
  • 1 cucharadita de caldo de camarón en polvo
  • 3 cucharadas de mantequila sin sal
  • Aceite vegetal

Primero limpia los camarones, quítales las cáscaras y resérvalas para el caldo. Desecha la "tripita" oscura que tiene en la parte de arriba, enjuágalos y déjalos en un bowl con agua y hielos.

Coloca 2 tazas de agua en un pocillo y agrega las cáscaras del camarón, junto con 1/4 de cebolla y 1 diente de ajo, deja hasta que hierva y espera unos 5 minutos más, después retira del fuego y reserva.

Limpia los chiles guajillo y anchos, desechando la colita y las semillas, de los chiles de árbol sólo retira la colita (para que piquen más, si no te gusta tanto el picante, disminuye la cantidad de este ingrediente).

Coloca una cazuelita a fuego bajo con un chorrito de aceite vegetal y 3 dientes de ajo pelados, después de 1 minuto agrega 1/3 de cebolla picada en plumitas y en cuanto estén pochadas agrega los chiles anchos, guajillo y de árbol, remueve rápidamente porque no se deben quemar.

Sigue removiendo los chiles, 1 minuto después agrega el jitomate previamente lavado y cortado en cuartos, espera a que se suavice y añade el caldo de camarón pasado por una coladera.

Deja a fuego medio y espera a que hierva, para que los chiles se suavicen, pasado este tiempo, retira del fuego y espera a que se enfríen un poco para pasar a la licuadora.

En la licuadora agrega los chiles chipotle y el jugo de naranja, muele hasta obtener una salsa homogénea. Coloca la misma cazuelita de los chiles con otro poco de aceite vegetal y una vez caliente, sirve ahí la salsa pasando por una coladera.

Agrega el caldo de camarón en polvo, remueve y deja a fuego medio alto por espacio de 15 minutos o hasta que se reduzca y quede más espeso. Rectifica la sazón, si hace falta sabor agrega otro poquito de caldo de camarón en polvo o sal, una vez listo deja en fuego bajo.

Coloca un sartén a fuego medio bajo con la mantequilla y un chorrito de aceite, cuando se derrita agrega 1/2 cebolla y 2 dientes de ajo picados finamente, una vez que se sofrían añade los camarones previamente escurridos.

Como los camarones están muy rápido, después de 2 minutos o cuando notes que ya están cambiando a un color rosita, agrega la salsa y deja a fuego bajo por 5 minutos, retira y estará ¡listo para servirse!