Recetas

Frijoles refritos con chorizo, una deliciosa receta casera fácil de hacer

La combinación de frijoles refritos y chorizo es realmente deliciosa, prepáralos con esta receta casera
jueves, 10 de junio de 2021 · 13:43

En casa era muy común que mi abuelo cocinara y uno de sus platillos favoritos eran los frijoles refritos. La preparación de éstos consiste en usar los frijoles "de la olla", es decir, cocidos en agua, pasarlos a un sartén y freírlos con un medio graso, antes se estilaba mucho la manteca de puerco y esto le daba un sabor increíble a los frijoles.

Si a esto le agregas otros elementos, verás que obtienes un platillo muy sencillo, pero realmente delicioso, como esta receta fácil para preparar frijoles refritos con chorizo, una delicia que en casa siempre era un éxito, pues el sabor del chorizo le da un toque exquisito. El secreto para que queden así de ricos es utilizar la misma grasa del chorizo en la elaboración de los frijoles.

Además, si agregas, como te sugerimos en la receta, un chile de árbol seco el sabor es aún más delicioso, aunque esto dependerá de la tolerancia o gusto que tengas al picante. Para preparar esta receta puedes usar frijoles bayos o negros, aunque en casa lo preparábamos más con bayos. Puedes comerlos en taquitos, en quesadillas o como acompañamiento de otro guisado, ¡que los disfrutes!

Frijoles refritos con chorizo

Ingredientes:

  • 4 tazas de frijoles cocidos
  • Caldito de los frijoles, el necesario
  • 400 gramos de chorizo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile de árbol seco, opcional
  • Sal

Coloca un sartén a fuego medio alto y cuando esté caliente agrega el chorizo, remueve y aplasta para deshacer bien y que quede como moronitas. No hará falta agregar aceite, pues el chorizo soltará su propia grasa.

Remueve bien y cuando esté doradito, retira, dejando la grasa que soltó. Baja la temperatura de la estufa.

Agrega la cebolla partida en trozos, junto con el diente de ajo pelado, remueve y después de unos segundos agrega el chile de árbol seco sin rabito, si no te gusta el picante puedes omitir este ingrediente que sólo se agrega para darle un toque especial.

Ten cuidado porque a veces el chile puede hacerte toser, remueve para que no se quemen, en cuanto se doren un poco añade los frijoles ya drenados de su caldito y comienza a aplastar.

Ve agregando un poquito de caldo de los frijoles para que no queden tan secos y sigue aplastando para que queden más finitos. Después de unos minutos desecha la cebolla y el ajo.

Agrega el chorizo y remueve para que se integre. Retira del fuego y listo, ¡a disfrutar!