Comida mexicana

Pechuga de pollo a la poblana, aprovecha la temporada de este rico chile

El chile poblano es uno de los más versátiles para preparar deliciosos guisados mexicanos, aprovecha la temporada y haz esta fácil receta
martes, 13 de octubre de 2020 · 14:31

Desde agosto comenzó la temporada de chile poblano, un vegetal muy gustado en México para preparar diversos platillos, desde los chiles rellenos, los famosos chiles en nogada, hasta las populares rajitas con elotes o la crema poblana, todos manjares de la gastronomía mexicana. El nombre de este chile proviene de Puebla, de donde se cree que es originario, aunque ahora se produce en otros estados del país.

Entre los principales productores de chile poblano se encuentran Aguascalientes, Chihuahua, Colima, Durango, Jalisco, Puebla y Sinaloa, por lo que es fácil conseguirlo en toda la República mexicana, y en especial durante esta temporada se encuentra a un precio muy bajo. Este chile de gran tamaño se caracteriza por no ser tan picante como otros, por lo que va bien en preparados donde sólo se tiene presencia de su picor.

Por otra parte, es un vegetal muy nutritivo, ya que cuenta con un elevado contenido de vitamina C que fortalece al sistema inmune, mejora la apariencia de la piel y funciona como un potente antioxidante que protege al organismo de los radicales libres, previniendo la vejez prematura y la aparición de células cancerígenas. Esta receta es realmente fácil de preparar y al hacerla en casa notarás que tiene un sabor mucho más delicioso.

Pechuga a la poblana

Ingredientes:

  • 600 gramos de pechuga de pollo
  • 4 chiles poblanos grandes
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 6 ramitas de cilantro
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 190 gramos de queso crema
  • 1 taza de crema ácida
  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de frijoles refritos
  • Pimienta negra molida
  • Ajo en polvo
  • Cebolla en polvo
  • Aceite de girasol
  • Sal

Lava muy bien las pechugas de pollo, quítales el pellejo y el hueso, luego pícalas en cubos medianos o si lo prefieres, los puedes hacer en bistec, coloca la carne en un recipiente hondo con un poco de sal, pimienta negra molida, ajo y cebolla en polvo, mezcla para que se impregne, reserva.

Por otra parte, lava muy bien los chiles poblanos y sécalos con un trapo limpio, úntalos con un poco de aceite y colócalos en un comal para que se tatemen, dales la vuelta para que estén bien dorados de todas sus caras, retira cuando estén listos y pásalos a una bolsa de plástico cerrada. Ya que hayan sudado, sácalos para pelarlos, desvénalos y quítales la semilla, desecha la colita de cada uno y pícalos en rajas.

Coloca a fuego medio alto un sartén con la mantequilla, una vez que esté derretida agrega 1/2 cebolla picada en rebanadas delgadas y deja que se dore por dos minutos, luego añade las rajas de chile poblano y remueve, mientras se dora, pica finamente 2 dientes de ajo y después agrégalos al chile, remueve para que se sazone todo junto.

Cuando esté listo, retira del fuego, reserva 1/4 de la mezcla y lo demás pásalo a la licuadora con el queso crema, el cilantro previamente lavado, 1/2 taza de leche y la crema ácida, muele hasta que se note una crema tersa y homogénea.

En el mismo sartén donde doraste las rajas de chile poblano, agrega un chorrito de aceite vegetal y a fuego medio alto coloca el pollo, dale la vuelta para que se cueza por todas sus caras. Espera 5 a 7 minutos, verás que la carne empieza a sacar su jugo, baja el fuego y agrega la 1/2 taza de leche restante, fría, así se cortará la cocción y evitará que quede seca la carne.

Agrega la crema de chile poblano, remueve todo y deja por 10 minutos más. Sirve el pollo y añade encima un poco de las rajas que reservaste, sirve con frijoles refritos y acompaña con tortillas calientes.

 

Otras Noticias