Tips

10 consejos fundamentales para dominar la cocina en tu hogar

Cocinar no tiene que ser un sacrificio o una tortura, es un mundo del que uno tiene que aprender y no es difícil si le dedicamos tiempo y sobre todo, paciencia
miércoles, 10 de junio de 2020 · 19:53

Cocinar es una palabra que proviene del latín coquina, del verbo coquere, que significa cocer o madurar por calor, por lo que la palabra cocina deriva de este verbo y se refiere a un espacio establecido específicamente para la preparación de alimentos; su origen se remonta al siglo V antes de Cristo y tenía un sentido religioso, aunque con el tiempo fue evolucionando, al igual que las técnicas y utensilios para preparar los platillos.

Actualmente, las sociedades modernas cuentan con una cocina en casa y cada vez se vuelve más accesible el obtener utensilios o aparatos para preparar alimentos más elaborados, sin contar con que la era digital nos permite acceder a información de forma mucho más sencilla, por lo que no sólo podemos aprender a cocinar a través de tutoriales en la red, sino también de mejorar los instrumentos que usamos para cocinar, así como las técnicas que ponemos en práctica.

La cocina es un espacio en el que desarrollamos también la creatividad, exploramos nuevos sabores, aprendemos de nuestra y otras culturas, así como de nosotros mismos, ya que como seres vivos necesitamos alimentarnos y nutrirnos; en este sentido, podemos gozar de sabores tan diversos como impensables, al tiempo que creamos los platillos que consumiremos cada día, por lo que se trata de una relación íntima con nuestro propio cuerpo.

Cocinar no tiene por qué ser difícil o significar sufrimiento, si no te has dedicado a ello recuerda nunca es tarde para comenzar y aquí te compartimos diez consejos prácticos para que domines este arte, además de que será más fácil y rápido preparar tus alimentos e incluso, con el tiempo, probablemente descubras más en el camino.

1. Revisa lo que necesitas y checa si lo tienes

Cuando comienzas a cocinar es común que nos arriesguemos a preparar alimentos sin saber lo que necesitamos y resulta muy frustrante empezar o ir a la mitad de un guisado y tener que suspender todo para salir de compras o descubrir que simplemente no contamos con los aparatos que se requieren. Esto vuelve un infierno y un caos la cocina, te pone de malas y provoca una sensación de no querer volver a entrar a una cocina, así que prevé estas situaciones y revisa los alimentos, aditamentos y utensilios o aparatos que necesitas para comenzar.

2. Lava y limpia los alimentos antes de comenzar

En numerosas ocasiones ocurre que mientras cocinas te das cuenta de que pudiste haber ahorrado tiempo al lavar, por ejemplo, una lechuga y dejarla los cinco o 10 minutos que se requerían en un desinfectante mientras picabas o precalentabas el horno. Esto inicia desde conocer los pasos que deberás seguir, pero es fundamental organizarte mentalmente y lavar las verduras o limpiar los alimentos que requieras para que las dejes escurriendo, reposando, desinfectando o marinando.

3. Pica lo que necesites y pon empeño en las técnicas

A mucha gente no le gusta picar, quizá porque resulta una actividad constante y rutinaria en la que se parte algún alimento, principalmente las verduras; no obstante, esto no tiene que resultar molesto. Al principio puede ser complicado porque temes cortarte, aunque la práctica hace al maestro y hacerlo de forma constante te irá dando las herramientas para hacerlo más rápido y con más precisión.

4. Marina tus alimentos

Marinar lleva tiempo, ya que el producto que dejes marinando necesita estar por un tiempo en el preparado para absorber los sabores que quieres incluir. En el caso de las bebidas o postres también se requiere en algunos casos que dejes reposando algunos ingredientes para que se adapten a estos sabores. En las carnes es recomendable dejarlas reposando al menos 15 minutos antes de la cocción, aunque si preparas por ejemplo, cochinita pibil, se recomienda hacerlo una noche antes, lo que nos regresa al primer paso, pues al revisar la receta que vas a preparar podrás definir los tiempos que necesitas para cada platillo, no todos son tan complejos.

5. Eficienta los tiempos de cocción

Cuando hierves algo te ayudará taparlo, pues esto aumentará el calor al interior, lo que te ahorrará tiempo; en el caso de que necesites freír o sofreír algo pon tu sartén o cazuela con la grasa de tu elección uno o dos minutos antes, dependiendo del calor que expida tu estufa, para que se vaya calentando y esté listo cuando pongas ahí tus alimentos; si vas a utilizar el horno precaliéntalo y recuerda que los grados para medir la temperatura pueden variar según la potencia de tus equipos de cocina, nada como irte familiarizando con ellos al usarlos para saber si calientan con más rapidez y potencia que otros.

6. Mantén afilados tus cuchillos y siempre ten unas tijeras para cocina

Tener afilados tus cuchillos te ayudará a mejorar tus tiempos de trabajo en la cocina, además que te ahorrarán momentos de frustración cuando te cueste trabajo picar. Una de las verduras que cuesta trabajo picar con algunos cuchillos puede ser el jitomate, ya que su piel hace que cuchillos no tan afilados se resbalen y todo termine en una papilla. Además unas tijeras para cocina te facilitarán muchos momentos para cortar, por ejemplo, carne.

7. Para cocinar postres cuida las medidas

La repostería es un mundo delicioso pero complejo, sobre todo cuando comienzas en el arte de cocinar, por ello es recomendable cuidar las medidas que se establecen en las recetas. Para ello necesitas cucharas y tazas medidoras, termómetro de cocina y una pesa, por lo que si no quieres invertir por ahora en tu cocina, trata de conseguirlas prestadas o espera a ir consiguiendo tus propios utensilios.

8. Mantén la organización y la limpieza en tu cocina

Nada como saber dónde está cada cosa, cada traste o utensilio, para que cuando necesites preparar algo, sólo voltees y lo tomes. La limpieza en la cocina es fundamental ya que nos llevamos los alimentos a la boca, mientras que cuando cocinamos si vamos lavando los trastes mientras nos desocupamos un momento de la cocina, por ejemplo cuando dejamos que algo hierva o se hornee, podremos irnos deshaciendo de tareas que resultan tediosas, además de que podrías desocupar utensilios que utilices más tarde.

9. Tatema con papel aluminio

Tatemar es una técnica que se utiliza principalmente para hacer salsas o moles, aunque podrías requerirlo para otra preparación, y se trata de cocer en comal los ingredientes, por ejemplo, tomates, jitomates, chiles, etcétera, hasta que se calienten y en algunas partes, se carbonicen. Como puede resultar una técnica muy sucia, puedes crear una especie de "sobre" de aluminio y dejar envuelto y bien cerrado lo que vayas a tatemar, esto ayudará además a que sea más rápido el proceso. No olvides darle la vuelta de vez en vez para que tateme parejo.

10. Ten paciencia y considera los tiempos

Dicen que todo lo que vale la pena cuesta, y la cocina tiene su nivel de complejidad, pero puedes disfrutar el proceso en el que preparas tus alimentos, acompañándote de un refrigerio o una bebida si ya te está dando hambre o poniendo música o un podcast que te relaje. Preparar o cocinar los alimentos requiere de tiempo, desde los más sencillos que te llevan 15 minutos hasta los más complejos que pueden durar más de una hora, así que no es recomendable empezar en el momento en que te da hambre.

 

Otras Noticias