Tendencias

¿Cuándo debes poner la ofrenda del Día de Muertos? Elementos que no deben faltar

A un par de semanas de la celebración del Día de Muertos, estos son algunos datos que deberías saber
jueves, 15 de octubre de 2020 · 14:56

A casi dos semanas de comenzar con las celebraciones del Día de Muertos, los mercados locales y centros comerciales se comienzan a llenar con los adornos y dulces tradicionales como las famosas calaveritas de azúcar, de chocolate o amaranto, así como el pan de muerto, el dulce de calabaza, entre muchos otros más. Si bien esta fecha es una época llena de alegría y color, también lleva consigo algo de nostalgia por todos aquellos seres queridos ya no están entre nosotros. 

La ofrenda es una de las tradiciones de nuestra cultura que más llaman la atención por los elementos base que la conforman, así como su encanto cultural y misterio que resalta la convivencia de la muerte como un acompañante de la vida. Son algunos artículos clave como las flores, velas, agua y los dulces en forma de cráneo los que sin duda no pueden faltar en ninguno de los altares que colocamos. Si bien el altar de muertos es una tradición mexicana, aún hay algunas dudas sobre cuándo colocarla o cuáles son los elementos que no pueden faltar, pero no te preocupes, aquí te ayudamos a despejar esas dudas. 

¿Cuándo debes poner la ofrenda del Día de Muertos?

Los día 1 y 2 de noviembre son los días en los que tiene lugar la celebración del Día de Muertos, por que lo que hay quienes acostumbran colocar la ofrenda el 31 de octubre, es decir, una noche antes de que se lleven a cabo los festejos. Sin embargo, es el día 28 de octubre cuando se debe colocar el altar, esto debido a que es el día en el que se conmemora a aquellas personas que fallecieron por una muerte trágica; los días 30 y 31, están destinados para quienes no fueron bautizados. 

El día 1 de noviembre, se rinde tributo a todos aquellos difuntos que tuvieron un vida ejemplar, así como la de los niños que sí fueron bautizados y murieron siendo muy pequeños. Finalmente, el día 2 de noviembre es el día en que según la tradición se celebra el regreso de todas las ánimas de los adultos que vienen a compartir un momento con sus familias que aún los recuerdan con amor. Al final, el 3 de noviembre es el día indicado en el que se pueden recoger todos los artículos de la ofrenda y pueden ser obsequiados a los seres queridos o bien disfrutarlos en familia. 

Elementos que no deben faltar en la ofrenda

Sal. La sal se coloca en referencia a la pureza y la alegría, así como para que el cuerpo del difunto no se corrompa en su viaje de ida y vuelta. 

Agua. Colocar un vaso de agua o una jarra con vasos, es una cortesía con nuestros difuntos para que se quiten la sed del viaje que hicieron hacía nuestro mundo. Incluso se puede poner un poco de jabón y una toalla por si el alma quiere lavarse las manos o asearse. Además es símbolo de pureza. 

Velas o veladoras. La llama que emiten las velas o las veladoras son signo de fe y esperanza, es una guía para que los difuntos pueden encontrar el camino de regreso a casa. El número de velas que se colocan depende de las ánimas que se vayan a recibir o bien se colocan 4 en forma de cruz para señalar los puntos cardinales y que nuestros seres queridos puedan orientarse. 

Copa o cruz de ceniza. El copal ayuda a limpiar el hogar de las malas vibras y para ahuyentar a los malos espíritus. La ceniza por su parte, sirve para que el difunto pueda expiar sus culpas e incluso si esta se encontrara en el purgatorio pueda ayudarlo a salir. 

Calaveritas de dulce. Estas representan los cráneos humanos y hacen referencia a las tradiciones prehispánicas en la que tomaban los cráneos de sus prisioneros y los formaban en una fila para honrar a los dioses. 

Flores. Las flores de cempasúchil son usadas para representar al sol el cual guiará el alma del difunto hasta su hogar. 

Comida. Se colocan diversos artículos de comida, en especial aquellas que solían agradar al difunto cuando se encontraba vivo, así como el tradicional pan de muerto, los dulces típicos para los niños. 

Fotos. Las fotos de nuestros difuntos son para mostrar que para ellos es la ofrenda que se ha colocado, pero este debe estar escondido y solo se pueda ver con un espejo, esto como símbolo de que se puede ver a la persona pero ya no existe. 

Otras Noticias