Postres

Receta de compota de pera y membrillo, disfruta de los sabores de la Navidad

Esta especialidad nos recuerda los sabores y aromas de la Navidad. Una delicia que no puede faltar en tus festines decembrinos
sábado, 4 de diciembre de 2021 · 12:00

Desde épocas muy antiguas, la pera, se valoraba por su sabor y por sus capacidades curativas, especialmente en la prevención o tratamiento de infecciones y enfermedades respiratorias. Por otro lado, los membrillos son irresistibles para el paladar.

Ambas frutas pueden dar como resultado una exquisita compota. Pero, ¿en qué consiste esta preparación? Larousse Cocina se explica que con las frutas frescas se hace una  cocción, que se efectúa mediante cocido en almíbar, a fuego lento o bien con ebullición fuerte.

“Una misma compota puede componerse de distintas clases de frutas. Se sirve tal cual, tibia o fría, con crema batida o nata montada, espolvoreada con canela o azúcar vainillada, y con galletas. También se encuentran en preparaciones más elaboradas (copas heladas y bavaresas, en par­ticular) o en preparados de pastelería o postres (carlotas). Las frutas desecadas deben ponerse en remojo en agua fría o tibia, con la eventual adición de un alcohol (kirsch, ron, armañac) o té, antes de cocer en almíbar. Tanto si las frutas son frescas como secas, el almíbar de cocción (o la propia compota) a menudo se aromatiza de varias maneras: vainilla, piel de limón o de naranja, canela en polvo o en rama (para el jarabe), clavos de olor, almendras en cáscara de limón, coco rallado, frutas confitadas y uvas pasas”, se describe en el texto de cocina.

Compota de pera con membrillo       

Ingredientes:

  • 2 membrillos, sin cáscara y descorazonados
  • 1 limón (jugo)
  • 4 peras, sin cáscara, sin semillas y partidas en cuartos
  • 1 chorrito de vainilla
  • Azúcar al gusto

Procedimiento:

Partir los membrillos en cuartos,  hervir en agua con el jugo del limón. También, hervir las peras con el chorrito de vainilla y azúcar al gusto. Retirar y juntar las dos preparaciones y poner a fuego medio, remover constantemente, hasta que la pera y el membrillo se fundan y obtengas una consistencia de compota. Retirar y dejar enfriar.