Día de Muertos

3 recetas infantiles para tus hijos este Día de Muertos

Los pequeños aman el Día de Muertos, pon en práctica tu creatividad y decora estos ricos platillos para consentirlos
lunes, 25 de octubre de 2021 · 18:01

Dicen que el amor por la comida entra por los ojos y, al menos en el caso de los más pequeños, es una regla que casi siempre impera. Hay platillos realmente nutritivos y deliciosos, pero si no les ponemos un poco de ganas en la decoración, nuestros esfuerzos por alimentar a los niños se ven derrumbados ante la falta de apetito visual. Así que el reto regularmente es ponerse creativo.

Si piensas que es difícil, basta con ver la forma en la que aún nos sorprenden los alimentos que son decorados con temáticas, especialmente en el Día de Muertos y fechas cercanas como los festejos de Halloween, que para los niños resulta un buen día para divertirse y jugar con su comida, algo que resulta bastante saludable pues se logra hacer una conexión emocional positiva con los alimentos.

Si ese es tu objetivo para este Día de Muertos te damos algunas ideas para que consientas a tus pequeños en estas fechas. Prepara estas tres recetas infantiles para tus hijos este Día de Muertos, que no fáciles de hacer y que en su mayoría requieren de tu paciencia y destreza para decorar, más que tiempo para tener listos los alimentos. Al prepararlos verás que es tan divertido que tú misma las disfrutarás.

1. Pizza de calaverita

Ingredientes:

  • 2 bases medianas para pizza
  • 250 gramos de salsa de tomate
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1/2 cucharada de caldo de pollo en polvo
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 1/2 cebolla morada
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 1 jitomate grande
  • 2 cucharadas de aceitunas negras en rodajas.
  • 1 cucharada de alcaparras
  • Pimienta negra molida
  • Sal

En una cazuelita sirve la salsa de tomate, el orégano molido con tus manos, el caldo de pollo en polvo, el azúcar, pimienta negra molida y sal al gusto, mezcla y pasa a fuego bajo, remueve constantemente por cerca de 5 minutos y antes de que vaya a hervir retira. Espera a que se enfríe.

Mientras, lava los vegetales, corta el jitomate en rebanadas, la cebolla morada y los pimientos en tiras o con moldes de galletas en forma de flores, corazones o gotas (para hacer los ojos y la nariz, guíate en los maquillajes tradicionales de las calaveritas de Día de Muertos), ralla el queso mozzarella y reserva todo por separado.

Corta las bases para pizza formando la figura de un cráneo y precalienta el horno a 180 grados C. Coloca las bases de pizza ya cortadas en una o dos charolas, según el tamaño de utensilios y masas que hayas elegido. Unta tres cuartas partes de la salsa de tomate en la base de la pizza, espolvorea el queso mozzarella y comienza a decorar, utilizando todos los vegetales, incluye las aceitunas y las alcaparras.

Mete al horno por 12 minutos o hasta que el queso esté derretido, retira y sirve caliente, ¡a disfrutar!

2. El cementerio azteca

Ingredientes:

  • 500 gramos de frijoles refritos
  • 1/2 cebolla
  • 2 cubitos de tomate con pollo
  • 1 lata de leche evaporada
  • 14 tortillas de maíz
  • 200 gramos de queso manchego
  • 200 gramos de pollo deshebrado
  • Aceite vegetal

Precalienta el horno a 180 grados C. Sirve los frijoles refritos en la licuadora, la cebolla en trozos, los cubitos de tomate con pollo y la leche evaporada, muele hasta obtener una mezcla homogénea.

Corta dos o tres tortillas con la forma de tumbas, pueden ser rectángulos, formas de cruces (anchas), semicirculares, etcétera. Puedes incluso, con un cuchillo formar letras como RIP o cruces. Coloca un sartén a fuego medio con un chorrito de aceite vegetal, sofríe las tortillas por ambos lados, conforme estén doradas pásalas a un plato con servilletas de papel para que absorban la grasa.

En un refractario sirve una cama de tortillas, luego agrega una cama de pollo deshebrado y queso manchego rallado, cubre con la salsa de frijoles, repite hasta terminar, dejando al final una capa de queso. Mete al horno por 30 minutos, luego retira.

Mientras está listo el pastel azteca, sirve los aguacates en un bowl, añade el jugo de medio limón y el cilantro picado finamente, prensa con un tenedor hasta obtener un puré. Una vez que el pastel azteca esté listo, sirve una decora con el guacamole y con las tortillas con forma de tumba, ¡a disfrutar!

3. Galletas de calaveritas

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 huevo
  • 500 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de mantequilla sin sal

Ingredientes para glaseado y decoración:

  • 6 cucharadas de leche entera
  • 6 cucharadas de azúcar glass
  • 6 cucharadas de miel de agave
  • Colores vegetales comestibles

Precalienta el horno a 180 grados C. Sirve en un bowl la mantequilla sin sal a temperatura ambiente, agrega el azúcar y bate hasta acremar e integrar bien el endulzante, cuando ya tenga la textura cremosa agrega el huevo y la esencia de vainilla.

En otro bowl sirve la harina de trigo y el polvo para hornear, mezcla para integrar los polvos, luego ve añadiendo poco a poco al bowl donde tienes la mantequilla, sigue batiendo hasta que ya no puedas hacerlo con la batidora. Entonces amasa por unos 5 a 10 minutos, luego divide en dos porciones, engrasa y envuelve una con plástico autoadherible, mete al refrigerador, mientras, trabaja con la otra.

Espolvorea un poco de harina en una mesa de trabajo, coloca tu bola de masa y extiende con ayuda de un rodillo, dejando un grosor de unos 3 milímetros. Corta las galletas con forma de calaveritas (puedes hacerlo con moldes que ya venden en los supermercados o bien, con cuchillo. Ve colocando sobre una charola con papel encerado, mete por 7 u 8 minutos o hasta que notes que los bordes están doraditos.

Retira y deja enfriar sobre una rejilla, mientras prepara los glaseados. En un bowl sirve la leche entera y el azúcar glass, mezcla y en cuanto empiecen a integrarse agrega poco a poco la miel de agave hasta obtener la textura de un glaseado. Repártelo en varios recipientes pequeños, reserva una buena porción de glaseado blanco y el resto píntalo con los colores vegetales, agregando una gotita o una pizca, mezcla hasta obtener el color que esperas.

Sirve los glaseados en mangas pasteleras, una vez que las galletas se han enfriado, decora con los glaseados blanco y de colores, dándole la forma de las calaveritas. ¡Esperamos que las disfrutes!

Otras Noticias