Postres navideños

Budín de mandarina, una preparación dulce para acompañar tu cena de navidad

Acompañada de un atole o un café recién hecho este budín se llevará la noche
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 16:54

La Navidad ya está aquí y con ella todas las preparaciones típicas de la temporada que te ayudarán a complementar tus platillos de la cena de este año e incluso podrían servir como un buen postre para terminar con un bocado dulce todas las celebraciones. Esta receta es muy especial ya que además de ser muy sencilla de preparar entre sus ingredientes se encuentra una de las frutas de temporada que a todos nos encanta: la mandarina. 

Este budín es una muy buena opción si eres invitado a una reunión familiar o con tus amigos más cercanos o si quieres regalar un pequeño detalle dulce que seguro les va a encantar. El budín de mandarina, es como un panqué, solo que mucho más suave y esponjoso que se lleva muy bien con un café recién hecho, un atole o hasta un ponche de frutas. Así que si quieres aprender a hacerlo aquí te dejamos la receta para que la prepares en casa. 

Budín de mandarina

Ingredientes: 

  • 1 taza de azúcar
  • 2 mandarinas grandes
  • 1 huevo
  • 100 mililitros de aceite
  • 250 gramos de harina de trigo
  • 200 gramos de azúcar glass
  • 50 mililitros de jugo de mandarina

Preparación: 

Lo primero que debes hacer es lavar las mandarinas para eliminar la suciedad. Corta una de las mandarinas por la mitad y retira todos los huesos que pueda contener. Deja la cáscara, la vamos a usar en la receta. De la segunda mandarina, exprime todo el jugo y reserva para más tarde. 

En la licuadora, coloca el jugo de mandarina junto con la mandarina con cáscara y sin huesos, así como el huevo, aceite y el azúcar. Licúa por un par de minutos hasta obtener una mezcla uniforme en la que casi no se noten los trozos de fruta o se hayan disuelto por completo. 

Precalienta el horno a 180ºC. 

Comienza a cernir la harina (pasar por un colador), dentro de la licuadora con la mezcla de mandarina. Sigue licuando para que todos los ingredientes se integren de forma perfecta. Una vez que todos los ingredientes se hayan integrado, puede probar un poco de la mezcla para comprobar su sabor y de ser necesario puedes añadir un poco más de jugo de mandarina o azúcar al gusto. 

En un molde rectangular para budín o un molde para horno, previamente engrasado y enharinado, vierte la mezcla con cuidado para no derramarla. Puedes golpear ligeramente el molde para que toda la preparación se distribuya de forma pareja por el molde. Mete la preparación al horno y deja cocinar por unos 45 minutos. 

Mientras el budín están en el horno, puedes comenzar a preparar el glaseado. En un plato hondo, mezcla el azúcar glass junto con el jugo de mandarina restante y mezcla muy bien hasta obtener una especie de salsa espesa. Reserva. 

Una vez pasado el tiempo de la cocción, saca el budín del horno y rectifica que se haya cocinado bien. Para esto, puedes introducir un palillo en el centro del budín y si este sale limpio, está listo. De lo contrario puede volverlo a meter al horno para terminar con la cocción, pero recuerda revisarlo de forma regular para que no se vaya a quemar. 

Desmolda el budín o coloca directamente el glaseado sobre la preparación una vez que se haya enfriado ligeramente. Puedes terminar de decorar con rodajas de mandarina. Sirve y disfruta.