Postres de Cuaresma

Receta para preparar buñuelos caseros esta Semana Santa

Fue en España donde surgieron diferentes versiones de este postre clásico desde el siglo XVI 
martes, 30 de marzo de 2021 · 14:05

Si por algo recordamos la Semana Santa, además de los Viacrucis, la falta de carne roja y las constantes visitas a la iglesia es por la comida. Esas recetas que año tras año nos sorprenden, ya sea por la variedad o por la tradición de comerlas gracias a nuestras madres o abuelas, quienes a su vez heredaron esos conocimientos culinarios que llegaron a casa en algún momento. Y es que no son pocos los platillos y postres que se acostumbran en estos tiempos.

Así es, en cada país que profese la religión católica, tiene ya su amplio recetario del que se vale para pasar la Cuaresma y Semana Mayor, con guisados y postres adecuados para la época, es decir, modestos, sin carne roja y a veces ni blanca. Sin embargo, hace falta ser muy carnívoro, como para no disfrutar los platillos típicos de los que nos alimentamos en este tiempo, pues cada uno de ellos tiene su encanto específico.  

Uno de los postres más tradicionales en México, no sólo en Semana Santa, sino en todo el año, son los buñuelos. Esa harina frita con azúcar y canela, que a diferencia de los otros, en la receta española de Cuaresma se le agrega un poco de vino blanco tipo moscatel a la masa y se hacen bolitas que posteriormente se espolvorearán con azúcar y canela para darles el toque característico antes de servirlo. Lo bueno de este postre es que como es pequeño, no te empalagarás tan fácil a diferencia de otros. 

¿De dónde es la receta original?

Aunque no se conoce con exactitud el origen de esta receta, se sabe que fue en España donde surgieron diferentes versiones de este postre clásico desde el siglo XVI y de hecho se dice que era uno de los postres favoritos de los árabes que estaban aposentados en Granada. Particularmente los de agua miel, una masa que se freía en aceite y posteriormente se bañaba en miel hirviendo.

Actualmente se puede elaborar buñuelos de distintas formas y con distintas variantes, se aromatizan con limón, canela, vainilla… se rellenan de crema, frutas o simplemente los infla el viento. Esta última manera es la forma más común en México y el postre es de gran tradición durante la Cuaresma, así como en diferentes países cristianos, siempre fermentados y bien hinchados para que se distingan del pan ácimo que se come de forma ritual en los banquetes de Pascua hebrea

Hoy te enseñaremos la receta de los buñuelos de viento, igualmente tradicionales durante estas fechas y de los que encontrar los ingredientes es muy fácil y económico. Además, podrás compartirlos con toda la familia durante estos días y olvidarte un rato de todas las penurias acarreadas por el confinamiento y la pesadumbre que te ha dejado no poder salir de vacaciones. Es más, podrías comerlos después del ritual de reflexión el Viernes Santo, por ejemplo. 

Los buñuelos españoles son más compactitos. Foto: Pixabay

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1/4 tazas de azúcar refinada
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 2 tazas de harina blanca
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal de mesa
  • 1 taza de azúcar refinada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Aceite de canola, extra para freír

¿Cómo se preparan?

  1. En un tazón grande mezcla los huevos con 1/4 de taza de azúcar y bate hasta que espesen y cobren un color amarillo fuerte.
  2. Agrega 1 taza de aceite. Mezcla por separado 1 1/2 tazas de harina, polvo para hornear y sal.
  3. Incorpora gradualmente a la mezcla de huevo y revuelve bien.
  4. Coloca la masa sobre una superficie enharinada (una la 1/2 taza de harina restante). Amasa bien hasta que se sienta suave.
  5. Forma 16 bolsas de masa. Extiende cada una con el rodillo hasta formar círculos de aproximadamente 12 cm de diámetro.
  6. Deja reposar sobre papel encerado y sin cubrir durante 10 minutos.
  7. Calienta el aceite extra a 175ºC en un sartén hondo.
  8. Fríe los buñuelos crudos hasta que se doren, dando vuelta 1 vez.
  9. Retire el exceso de grasa con toallas de papel.
  10. Espolvorea con una mezcla de azúcar y canela. Guarda en un recipiente hermético.

Otras Noticias