Postres

Disfruta unos plátanos fritos con leche condensada como los de la CDMX

En la Ciudad de México es muy común disfrutar de este sencillo postre, aprende a preparar los plátanos machos con esta receta casera
martes, 5 de enero de 2021 · 16:01

Los plátanos machos o plátanos rosados pertenecen a la planta tropical del plátano comercial, aunque tiene una apariencia más anaranjada en su interior y oscura en su exterior. Su textura es más dura que la del plátano comercial y tiene un sabor ligeramente amargo cuando se come crudo.

Por estas características es muy empleado para hacer diversos postres y acompañar algunos guisados salados, especialmente en las regiones tropicales. En la Ciudad de México es muy típico prepararlos fritos y acompañarlos con diversos ingredientes dulces, algunas recetas más sencillas sólo espolvorean azúcar, aunque otros agregan leche condensada.

En algunos lugares se añaden mermeladas, chispas de chocolate o miel, aunque esto ya es a gusto de cada persona. Si quieres disfrutar de un delicioso postre, sencillo y fácil de hacer, te recomendamos preparar estos ricos plátanos machos con leche condensada al estilo defeño, ¡seguro se volverá uno de tus platos favoritos!

Plátanos machos con leche condensada

Ingredientes:

  • 4 plátanos machos
  • 1/2 taza de crema ácida
  • 1/2 taza de leche condensada
  • Azúcar morena
  • Aceite de canola

Con un cuchillo corta las puntas de los plátanos machos, después haz un corte a lo largo por la piel del plátano y con tus manos retira la cáscara desenrollando, repite con cada plátano.

Parte los plátanos en rebanadas, pero de forma transversal, de forma que obtendrás rebanadas alargadas, repite hasta terminar y reserva.

Coloca un sartén amplio a fuego alto con bastante aceite de canola, aproximadamente 1/4 de taza, y deja hasta que esté bien caliente. Ve colocando las rebanadas de plátano de forma que quepan varias, pero se doren adecuadamente.

Después de uno o dos minutos voltea, deja que se doren bien por cada lado y retira. Coloca las rebanadas en una coladera para retirar el exceso de aceite y luego déjalas en un plato con papel absorbente para eliminar el excedente de grasa.

Repite dorando cada rebanada de plátano hasta terminar, deja que se enfríen un poco y espolvorea encima un poco de azúcar morena.

En un recipiente aparte, coloca la leche condensada con la crema ácida y remueve para integrar. Sirve en un plato una porción de plátanos machos fritos y añade una cucharada de la crema que preparaste, ¡disfruta este sencillo, pero exquisito postre!

Otras Noticias