Postre mexicano

Chongos zamoranos, un tradicional postre mexicano muy fácil de hacer

La forma en la que fueron creados los chongos zamoranos no tiene un origen exacto, pero es un postre muy rico y fácil de preparar
martes, 15 de septiembre de 2020 · 17:21

Los chongos zamoranos son una receta tradicional del pueblo de Zamora de Hidalgo, en el estado de Michoacán, que consiste en leche cuajada preparada con dulce. Su origen se atribuye a los conventos durante la época del Virreinato español y a esta zona que era reconocida por ser una de las principales productoras de leche en el país, aunque realmente se desconoce la forma en la que se creó por primera vez e incluso existen dos leyendas al respecto.

Una de ellas, cuenta que una mujer distraída por estar enamorada, añadió cuajo a su leche y luego le puso azúcar, mientras que otra, afirma que los pobladores que trabajaban en una quesera agregaron azúcar en lugar de sal a la producción y el resultado fue el delicioso postre. Tradicionalmente, los changos zamoranos se preparan con una pastilla o líquido de cuajo, que se emplea para cuajar la leche, aunque ésta es difícil de conseguir.

Por esta razón, es común que las recetas de ahora añadan el jugo de limón para cuajar el lácteo. Su nombre proviene del náhuatl tzontli, que significa cabellos y que hace referencia a la imagen que tiene la leche al cortarse cuando está cuajando y que con la cocción se van retorciendo, formando nudos o moños similares a los chongos de pelo; no obstante, la forma de los chongos zamoranos no está bien definida.

Te invitamos a preparar esta deliciosa y fácil receta con muy pocos ingredientes, lo único que debes considerar es tener paciencia pues se debe dejar por mucho tiempo la leche al fuego. A pesar de este pequeño inconveniente, los chongos zamoranos son una delicia que podrás disfrutar en casa.

Chongos zamoranos

Ingredientes:

2 litros de leche entera

1 tazas de azúcar

1 raja de canela

1 cucharada de piloncillo en polvo

2 limones

Rajas de canela para decorar

Coloca una olla a fuego bajo con la leche entera, después de unos tres minutos y cuando esté tibia añade poco a poco el jugo de los limones mezclando para integrar, apaga y deja reposar por 30 minutos. Pasado este tiempo, corta con un cuchillo la nata que se ha formado con unas líneas en forma de cruz, deja por cinco minutos, prende a fuego bajo y deja que se cocine por otra media hora.

Ya que ha estado por media hora a fuego lento, añade el azúcar, la canela y el piloncillo por la orilla de la olla para evitar romper la nata que se ha formado, sin mezclar eleva la temperatura a fuego medio y deja por alrededor de dos horas sin remover. Pasado este lapso retira del fuego y cuela para eliminar el suero de los chongos zamoranos. Sirve en una copa y decora con una rajita de canela.

¡Escucha nuestro último podcast de Punto Saludable!

Otras Noticias