Postres

Aprende paso a paso cómo a hacer merengue casero para el postre

Hacer unos merengues perfectos es posible, sólo tienes que seguir algunos consejos para lograr el postre ideal
lunes, 13 de julio de 2020 · 16:30

El merengue es un postre muy dulce debido a que gran parte de su composición es azúcar y aunque parezca difícil hacerlo, en realidad sólo se trata de tener paciencia al batir la clara de huevo, pues se tiene que llegar al punto de nube o turrón y para conseguirlo se debe hacer con una batidora a un ritmo lento.

Aunque se desconoce su origen exacto, pues algunas teorías apuntan a que fue inventado por un pastelero italiano en el sigo XVII y otras a que fue creado por un cocinero al servicio del rey polaco Estanislao I Leszczynski en el siglo XVIII, se sabe que los primeros merengues se sirvieron a este rey en Nancy, una ciudad al este de Francia, debido a que su hija era amante de esa receta, por lo que se popularizó en la corte francesa cuando se casó con Luis XV.

El batido del merengue es empleado para decorar los pasteles, aunque como bocadillos se consumían para apaciguar el hambre a media tarde, esto era hace muchos años cuando no existían dulces industriales como los que tenemos hoy día, por lo que era una costumbre en algunas partes de Galicia consumirlos después de comer o antes de cenar, pues además de ser barato, era fácil de hacer. 

Ahora puedes hacer tus propios merengues para el postre, verás que la receta es muy sencilla, recuerda tomar en cuenta cada consejo para conseguir un buen resultado, y si quieres variar, puedes integrar color vegetal o saborizantes líquidos; también puedes usarlos para decorar algún pan o acompañarlos como un bocado junto a un té o café para la tarde, ¡que los disfrutes!

Merengue casero

Ingredientes:

2 claras de huevo

100 gramos de azúcar glass

Color vegetal líquido (opcional)

Prepáralos paso a paso:

  1. Utiliza claras de huevo a temperatura ambiente, si están en el refrigerador sácalas y permite que su temperatura suba, esto te ayudará a mejorar su consistencia.
  2. Bate las claras a velocidad lenta a media hasta punto de nube.
  3. Mientras bates añade la mitad de azúcar, cuando empiece a espesar y subir la espuma de la clara añade la otra mitad de azúcar y una gotita del color vegetal.
  4. Bate hasta que las claras formen picos cuando levantes las varillas de la batidora.
  5. Precalienta el horno a 120ºC.
  6. Pasa con ayuda de una palita las claras batidas a una manga pastelera, hazlo suavemente.
  7. Ocupa una boquilla de estrella de 8 milímetros para que queden mejor los merengues.
  8. Coloca un papel encerado sobre una charola para el horno y con ayuda de tu manga forma los merengues.
  9. Mete tu charola al horno por 70 minutos, apaga y déjalos adentro por un par de horas.
  10. Retira y disfruta tus merengues.

 

Más de