Tips de cocina

Tips que te ayudarán a germinar tu propio jengibre en casa sin complicaciones

Una buena forma de comenzar con tu propio huerto en casa con raíces pequeñas
sábado, 27 de febrero de 2021 · 18:59

El jengibre es una de las raíces más utilizadas en los últimos años, en especial por sus grande beneficios para la salud y hasta al ser utilizado como un tratamiento medicinal. Sin embargo, en ocasiones su sabor puede ser un poco fuerte y hasta un tanto desagradable para aquellas personas que no están acostumbradas a preparaciones con sabores muy fuertes o muy condimentados. 

Originaria del sureste asiático, el jengibre es uno de los ingredientes base de diversos remedios medicinales naturales, así como dentro de la gastronomía. Entre las propiedades de este podemos encontrar que es una solución efectiva para problemas como cólicos, relajante muscular, antiinflamatorio, mejora los procesos digestivos y la circulación sanguínea entre otros. 

¿Cómo cultivar jengibre?

Al ser una de las raíces más populares de la gastronomía y la medicina natural, el jengibre se puede encontrar de forma sencilla en cualquier mercado local o supermercado, pero en ocasiones es bueno contar con un poco de esta raíz fresca para la elaboración de nuestras propias preparaciones, por eso te daremos algunos consejos para que puedas iniciar tu propio huerto de forma sencilla. 

Recuerda que toda plantación requiere de un poco de paciencia y cuidados constantes, sin embargo, el jengibre es muy sencillo de producir, así que no te tomará mucho tiempo para comenzar a ver los primeros brotes y que puedas aprovechar todos sus beneficios al máximo. También deberás tomar en cuenta que debes tener a la mano una maceta mediana y no debe estar expuesta al sol directo. 

1.- Consigue un trozo de jengibre grande y de preferencia fresco. En especial el jengibre debe tener ligeras protuberancias en la superficie, ya que de estas comenzarán a surgir los primeros brotes. 

2.- En un vaso con agua sumerge por completo el jengibre y deja reposar por 5 horas, esto ayudará a que la raíz comience a tomar la humedad que necesita para germinar. 

3.- Una vez pasado el tiempo, escurre el jengibre y colócalo dentro de una bolsa de plástico y cubre con un trapo de tela limpio. Deja reposar por 7 días. Cada tres días deberás abrir la bolsa para colocar un poco de agua con un atomizador, no es necesario mojarlo por completo y vuelve a cerrar y tapar. 

4.- Pasados los 7 días, verás como el jengibre comenzó a tener pequeños brotes, lo que indica que ya está listo para ser sembrado. 

5.- Coloca el jengibre germinado en una maceta con tierra y hundirlo no cubrirlo con la tierra, dejando una pequeña parte del mismo visible. Coloca la maceta en un lugar apropiado dentro de la casa donde no le pegue la luz directa del sol, pero que al mismo tiempo tenga una buena ventilación. Riega solo para humedecer la tierra cada 2 o 3 días, no es necesario mojar por completo. 

Otras Noticias