Saludable

Estómago saludable: Tips alimenticios para aliviar el reflujo

Es de suma importancia hacer caso de lo que te dice tu cuerpo a través de los síntomas, consultar a un médico y atender esta afección llevando un estilo de vida distinto
miércoles, 12 de agosto de 2020 · 14:25

Si alguna vez te has preguntado a qué se deben esas sensaciones de ardor detrás del esternón o ese intenso dolor que avanza desde el pecho hacia la boca, debes entender que se deben al reflujo. El reflujo gastroesofágico aparece cuando el contenido del estómago fluye nuevamente hacia el esófago. Esto sucede cuando la válvula situada entre el estómago y el esófago, no se cierra de manera adecuada causando dolor de pecho sin motivo aparente, jadeos, dolor de garganta y a veces hasta tos.

Según la American Society for Gastrointestinal Endoscopy, la enfermedad del reflujo gastroesofágico ocurre cuando hay un desequilibrio entre los mecanismos de defensa normales del esófago y los factores ofensivos como el ácido y otros jugos y enzimas digestivas del estómago. 

Es común que la barrera entre el estómago y el esófago se encuentre afectada por el debilitamiento del músculo o la presencia de una hernia, sin embargo, estas no son las únicas causas. La obesidad, el embarazo, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol y de diversos alimentos irritantes pueden contribuir a los síntomas.

Es de suma importancia hacer caso de lo que te dice tu cuerpo a través de los síntomas, consultar a un médico y atender esta afección llevando un estilo de vida distinto pues a la larga,puede complicarse y derivar en gastritis o esofagitis, una inflamación de todo el revestimiento del esófago. 

Conoce los tips que te ayudarán a aliviar el reflujo

Lo elemental: Aliméntate sanamente

Como ya lo hemos explicado, existen factores como el sobrepeso y la obesidad que contribuyen a que esta afección se desarrolle. Aunado a esto, es cierto que hay varios alimentos irritantes que propician el reflujo pero también existen otros que gracias a su composición pueden aliviar los síntomas.

¡Cónocelos!

Avena: Este alimento es ideal para calmar las molestias y contrarrestar los efectos de los jugos gástricos.

Calabazas: Ricas en mucílagos, ayudan a proteger la mucosa del tubo digestivo, previniendo futuras molestias. Además, sus betacarotenos te ayudarán a regenerarla también.

Zanahorias: Gracias a su fibra soluble es buena para calmar la mucosa digestiva y contribuye a regenerarla en caso de haber sufrido daños previamente.

Alimentos fermentados: El chucrut, té kombucha y el kéfir proveen de probióticos que ayudarán a tu tracto digestivo.

Alimentos que definitivamente debes evitar 

Para ayudar a tu cuerpo a prevenir este padecimiento. Los picantes, cítricos,  la cebolla, el chocolate, los cítricos, alimentos fritos o grasosos, el cigarro y bebidas irritantes como el café, gaseosas o alcohol son algunos de los que deberás tachar de tu lista de manera definitiva.

A la hora de dormir 

Evita acostarte después de las comidas. Dejar pasar el tiempo suficiente para que los alimentos hagan digestión (por lo menos dos horas), es fundamental para no experimentar estas sensaciones dolorosas.

Por otro lado, cuando finalmente llegue esa hora de descanso, no olvides elevar la cabeza unos 10 centímetros. Para esto, tal vez las almohadas no sean la mejor solución ya que solamente consiguen flexionar el cuello y es importante que sea todo el tronco superior.

Como recomendaciones finales es bueno no usar prendas ajustadas, medirse con las porciones de comida y siempre mantener al tanto a tu doctor de cabecera sobre el curso de esta afección.