Pollo

¿Qué puedes cocinar? Receta para preparar unas pechugas de pollo rellenas de plátano macho

Prueba la deliciosa combinación del queso, el jamón y el plátano macho en estas sabrosas pechugas rellenas.
martes, 30 de agosto de 2022 · 17:15

Al pensar en plátano solemos imaginarnos deliciosos postres o incluso sabrosas bebidas, pero existe un plátano que también podamos aprovechar en deliciosas recetas saladas, estamos hablando del plátano macho, que esta vez sirve como relleno para unas deliciosas pechugas rellenas de plátano, un plato perfecto para tu comida de hoy si quieres un sabor nuevo sobre tu mesa.

Para esta receta ocuparemos plátano macho hervido, de esta forma podremos hacer un puré que sirva para rellenar nuestras pechugas, su toque dulce y suave pone el punto de sabor perfecto para este plato, junto con el queso y el jamón. Preparar el plátano es bastante sencillo simplemente córtalo en trozos medianos con todo y cáscara y sumérgelo en agua hirviendo, cocina en agua hirviendo hasta que esté completamente cocido y suave, al salir pela, machaca y tendrás listo tu puré de plátano.

Pechugas rellenas de plátano

Ingredientes

  • 6 Filetes de pechuga de pollo
  • 200 gramos de Jamón
  • 200 gramos de Queso tipo manchego
  • 1 taza de Puré de plátano macho
  • Sal y Pimienta
  • Harina (la necesaria)
  • 2 Huevos
  • Pan molido (el necesario)
  • Aceite vegetal

Para preparar las pechugas lo primero que tenemos que hacer es rallar el queso y porcionar el jamón para tenerlos listos, asimismo deberás tener ya preparado tú puré de plátano macho. Comienza a armar las pechugas tomando un filete de pechuga de pollo, sazona con un toque de sal y pimienta y después colócale una rebanada de jamón, un poco del puré de plátano macho y una buena porción de queso, enrolla apretando muy bien el relleno en el centro y reserva. 

Debes hervir con anticipación el plátano macho para poder hacer el puré. Foto: Pixabay

Una vez que tengas listas tus pechugas, lleva a refrigeración por 15 minutos para que puedan mantener la forma y después pasa por harina, huevo batido y pan molido, cuando tengas todas tus pechugas bien empanizadas lleva a un sartén con suficiente aceite y fríe hasta dejarlas doradas. Por último, para asegurarnos que quedan bien cocidas, colócalas en una fuente para horno y hornea tapadas con aluminio a 180° grados por 20 minutos, al salir quedarán perfectas para acompañar con ensalada o con tus salsas favoritas.