Entradas

Aprende a preparar un exquisito pan de ajo con queso para completar tu cena de Año Nuevo

Es frecuente elaborarlo con panes tales como las baguettes, ciabatta (un pan más duro) o hasta bolillo
lunes, 27 de diciembre de 2021 · 15:57

El año está a escasos 4 días de terminar y para celebrar el fin, más nos vale comer lo mejor que podamos. Sobre todo, porque un año más siempre es una celebración de vida y siempre es importante darle su espacio a eso, porque después de todo, sí que nos fletamos para tratar de mejorar nuestra vida hasta donde nos sea posible. Por esta razón, es importante reconocer nuestros logros en compañía de nuestros seres queridos.

A diferencia de Navidad, Año Nuevo es una celebración un poco más laica, donde existen un montón de rituales que funcionen o no, nos ayuda a amenizar la noche, donde por cierto, podemos comer y beber grandes delicias gracias a que en esta noche, se pueden compartir diferentes platillos entre tú y tu familia, que por cierto, hacen que la mesa luzca surtida, deliciosa y absolutamente abundante, como la buenaventura que solemos pedir. 

La festividad es una de las más importantes del año y para despedir al año viejo y dar la bienvenida al año nuevo, muchos sacamos nuestra receta especial. Por eso, hoy decidimos compartir contigo una receta para que puedas hacer un pan de ajo con queso, que estamos seguros que te encantará y si lo compartes con tu familia, también a ellos. De hecho, es excelente para presentarlo como entrada o entremés.

¿Cómo se prepara el pan de ajo con queso?

El pan es uno de los alimentos más socorridos durante las cenas de Navidad Año Nuevo. Sobre todo, porque combina con todo, ya sea ensalada, crema, pasta, lomo, adobos o hasta salsa. A diferencia de la tortilla, tiene un toque gourmet, que le va muy bien a casi cualquier platillo. Casi todos lo amamos, porque además basta con cortarlo, para que rinda mucho más y todos alcancen. Además, siempre viene bien variarle un poco a la rutina.

Concretamente el pan de ajo es una delicia, que bien puede llevarse con cualquier platillo de la mesa y por eso es que tiene un lugar reservado en muchos restaurantes italianos, aunque surgió por allá de la década de 1970, donde se desarrolló por  Cole's Quality Foodsen Míchigan. Algunos discuten si esto se trata de una variante de la bruschetta, un alimento italiano o si es una creación estadounidense (tostada texana).

Es frecuente elaborarlo con panes tales como las baguettes, ciabatta (un pan más duro) o hasta bolillo, todos se cortan en rebanadas hacia la base pero dejando la pieza sin terminar de romper. El pan se rocía entonces con aceite de oliva, y se añade ajo picado o en polvo entre las rebanadas. Sin embargo, en esta receta se cubre el pan con queso mozarella rallado, pero puede ser parmesano, cheddar o feta. 

Ingredientes

  • 1 barra de pan
  • 40 g. mantequilla
  • 6 cdas. aceite de oliva virgen extra
  • 2 cdas. de vinagre de vino
  • Queso rallado, en mi caso Mozzarella
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil, orégano u otras hierbas aromáticas (al gusto de casa)


¿Cómo se prepara?

 

  1. En el vaso de la batidora ponemos la mantequilla derretida o muy blandita y el aceite.
  2. Batimos hasta tener una crema homogénea.
  3. Ve añadiendo el resto de ingredientes de lo que será el baño para nuestros panes. Incorporamos el vinagre, los dientes de ajo, el perejil y el orégano y mezclamos bien. Reservamos.
  4. Podemos utilizar las hierbas aromáticas que más nos gusten, quedaría perfecto con albahaca fresca si la tuviéramos o incluso tomillo o romero.
  5. Cortamos el pan en porciones a nuestro gusto, pueden ser más o menos grandes. Vamos colocamos los panecillos en la bandeja del horno, sobre un papel de horno.
  6. Con un pincel de cocina, pintamos la superficie de los panecillos hasta que queden totalmente cubiertos con la mezcla de aceite y mantequilla que tenemos reservada.
  7. Cubrimos los panecillos con queso rallado, y con el horno previamente caliente a 200º C, horneamos durante 10 minutos, hasta que veamos que comienzan a dorarse.
  8. Retiramos los panecillos del horno y dejamos que se enfríen unos minutos antes de disfrutarlos. 

Ver menos