Desayuno

Alístate para el Día de la Candelaria con este delicioso atole de zanahoria para tu desayuno

Nada como un buen atole para comenzar el día con un sabor delicioso, no dejes de probar esta particular versión con zanahoria.
jueves, 19 de enero de 2023 · 09:04

Ya se acerca el Día de la Candelaria y que mejor manera de irte preparando que disfrutando un rico atole, la tradicional bebida que acompaña los tamales de esta fecha. Esta vez te mostraremos cómo elaborar un atole de zanahoria, que aunque suene extraño tiene un sabor bastante delicioso que puedes integrar en tu desayuno fácilmente, si quieres saber cómo se prepara solo sigue nuestro sencillo tutorial. 

La zanahoria no es un alimento que comúnmente veamos en atoles, aunque por su sabor dulce sí es un ingrediente que se puede mezclar en postres y bebidas, en esta ocasión te diremos como se debe de manejar para que quede perfecta en el atole y aunque para las recetas solo usaremos zanahoria sola, siempre puedes combinarla con otras frutas como la manzana o el plátano para obtener un sabor diferente en la receta. 

Atole de zanahoria

Ingredientes

  • 4 Zanahorias
  • 1 litro de Leche
  • 1 taza de Azúcar
  • Esencia de vainilla
  • 45 gramos de Fécula de maíz
  • 1/2 taza de Agua fría

Comienza cortando los extremos de la zanahoria y pelando para después trocearlas en pedazos más pequeños y uniformes, por otro lado deberás colocar una olla con agua a fuego medio y una vez que esté hirviendo agrega tus trozos de zanahoria y cocina hasta que estén suaves pero aún firmes, cuela para eliminar el exceso de humedad y licua junto con la leche

Las zanahorias tienen un sabor dulce natural que puede quedar perfecto en el atole. Foto: Pixabay

Deberías llevar el preparado de leche y zanahoria a una olla junto con la esencia de vainilla y el azúcar, puedes colar la preparación si crees que ha quedado demasiado grumosa, esto te ayudará a darle una textura aún más suave. Mientras tanto disuelve la fécula de maíz en el agua y cuando esté lista agrégala a la leche caliente, cocina sin dejar de mover y deja que todo se vaya incorporando en un atole denso, cuándo obtengas la textura deseada, retira del fuego y sirve.

Otras Noticias