Vino

Renacen vinos de San Luis Potosí, una vocación que viene del siglo XX

En San Luis Potosí hay microclimas ideales para la producción de vinos de buena calidad
miércoles, 15 de diciembre de 2021 · 15:20

No se puede decir que es una nueva zona vinícola en México, pero sí se puede asegurar que entra en la competencia por tener un lugar entre las regiones más destacadas del país para producir vino.

San Luis Potosí siempre ha tenido la vocación por la vid desde el siglo 20 en que Bodega Punteros (1932) tenía operaciones y se elaboraban vinos fortificados (de gusto dulce, tipo oporto).

Diferentes motivos hicieron que no prosperara la producción ni la apertura de nuevas bodegas (de hecho las que existían desaparecieron), pero las condiciones para desarrollar la industria vinícola no cambiaron.

En el altiplano, la zona de Villa de Aristas y lo que circunda a la capital estatal se tiene un clima semidesértico, suelos arcillosos y el agua suficiente para que volviera a florecer la vid en este siglo.

"Estamos a una altura de mil 870 metros sobre el nivel del mar con neblina en las madrugadas, nueve suelos distintos donde la arcilla y la arena destacan, además de una temperatura de 26 grados en el día y 5 en la noche, excelentes para una buena maduración”, explica Mildret González, sommelier de la bodega local Pozo de Luna, sobre los elementos que hacen crear excelentes vinos en esta entidad.

San Luis Potosí, región de vinos

"Tenemos 15 hectáreas y destacan variedades como Shiraz, Merlot, Cabernet Sauvignon, Nebbiolo, Sauvignon Blanc y Viogner. Todavía no somos un estado que resuene en la producción de vino, pero eso viene en una segunda fase”.

Ésta y otras vinícolas del estado apuestan por hacer que las variedades se expresen en el resultado final, que exista una representación de la tierra, y que exista un balance entre la fruta y la barrica.

No en todo el estado se tienen las condiciones, son los microclimas como en este municipio de Soledad de Graciano Sánchez, contiguo a la capital potosina los que permiten que se desarrollen las cepas mencionadas, así como Pinot Noir y Cabernet Franc, uvas de clima frío que están en experimentación en la zona.

Por ejemplo, Pozo de Luna lleva la filosofía del Dr. Joaquín Madero, al frente de la bodega zacatecana Tierra Adentro, y se busca el uso de tecnología para aprovechar mejor los recursos de la tierra (uvas), además de proyectar un corte clásico en las etiquetas que les ha valido ya obtener medallas en el Concurso Mundial de Bruselas (Mexico Selection), Decanter (Reino Unido) y Bacchus (España).

Otras Noticias