Opinión

Nube Viajera: La paz de una ensaladilla rusa

Ir a Madrid era de vida o muerte. Gracias Martha por tu casita de amor y gracias Santiago por la terraza de mi vida. Los días calurosísimos hacen bien, caminar por El Retiro hace muy bien y las noches que acaban en Toni 2 salvan vidas
viernes, 17 de junio de 2022 · 00:00

Indica, una cocción a fuego fuerte durante 30 minutos de dos kilogramos de patatas, dos zanahorias y una cebolla dulce. La mezcla, ya fría, se adereza con 500 gramos de bonito, doce huevos y un litro de mayonesa. No hay acto más generoso que compartir una receta, gracias. 

Imagino el aceite de oliva que me regaló Joana para ligar la mayonesa, y pienso en hueva de trucha como lo sirvieron el jueves en La Tasquita de Enfrente con ese Leflaive, esa receta (de su autoría) y esa cocina que sabe a lo que sabe el amor. 

Ir a Madrid era de vida o muerte. Gracias Martha por tu casita de amor y gracias Santiago por la terraza de mi vida. Los días calurosísimos hacen bien, caminar por El Retiro hace muy bien y las noches que acaban en Toni 2 salvan vidas. 

Me hicieron falta los ojos de mis hijas pero estuvieron conmigo en cada bocado e imaginé que los tomates del Alcotán serían para Paloma y el bacalao en tempura de Juanjo se pensó y se hizo para Leonor y solo para ella. Lu, te pensé en Rafa comiendo carabineros y necesito que comamos percebes juntas así como necesitaba Madrid. 

Tarareé tomándome una cerveza gigante y pelando camarones esa de así estoy yo sin ti de Sabina. Triste pero esperanzadora. Vencido como un viejo que pierde al tute, lascivo como el beso del coronel, furtivo como el Lute cuando era el Lute, inquieto como un párroco en un burdel.

He decidido que voy a volver mucho a la ciudad que nunca duerme. Me va, en este momento de mi vida me va casi como me va comer tamales colados y agua de chaya. 

El lunes comeremos ensaladilla rusa de La Tasquita en la terraza de la casa, va a ser tradición. Cultivemos la comida que sabe a amor, celebremos los platos que dan paz.