Nube Viajera

México en una copa de vino

Cuántas veces no hemos pensado varios que es el vino un vehículo, un ejemplo, una oportunidad y una historia de sueños alcanzados
viernes, 14 de octubre de 2022 · 00:00

Cuántas veces no platicamos los temas. La viabilidad del turismo, el de ayer y el de hoy, la relevancia de participar en iniciativas internacionales que nos dieran visibilidad, reconocimiento y de las que se aprendiera. México y cómo nos ve el mundo.

Comparto con algunos un genuino interés por contar las historias de mi país y contarlas bien y, sí, cuántas veces no hemos pensado varios que es el vino un vehículo, un ejemplo, una oportunidad y una historia de sueños alcanzados, de esfuerzo y de éxito. Si el vino mexicano es hoy el que más se bebe en México claramente es señal de algo, algo bueno.

Tardes enteras con Hugo, complicidades con Fernando, cónclaves, risas y muinas, pensamiento; he tenido la oportunidad de vivir de cerquita el crecimiento del vino mexicano y su cadena de valor y me emociona.

Este mundo del vino mexicano ha evolucionado a ritmo sabroso y sus incansables promotores han logrado mucho. México será sede del Congreso Mundial de la Viña y el Vino, en su edición número 43, nada más y nada menos que en Ensenada, Baja California. Escuchar de los franceses, aprender de los sudafricanos, presumir de nuestro valles y orgullosamente sentar al mundo entero en las mesas de nuestros restaurantes a probar nuestros vinos, en las charlas de Congreso, con copita de sauvignon blanc viendo el mar, y que sepan lo profundamente orgullosos que nos sentimos de esos vinos.

La cosa pinta bien. Futuro de la vitivinicultura, cambio climático, sostenibilidad, y en términos generales el famoso ¿hacia dónde vamos?. La respuesta tiene que ser prometedora. ¡Salud!.