Restaurantes

Nube viajera: Falsas granadas

Él es Gerardo, ella es Elena, y todo en conjunto es Nicos, donde, creo, hacen chiles en nogada como pocos...
viernes, 4 de septiembre de 2020 · 01:30

Por Valentina Ortiz Monasterio

Su humor es ácido y su cocina celestial. Tengo los mejores recuerdos siempre en esas mesas. La redonda con él, la redonda más grande con muchos niños y ella, las más pequeñas de chamba y las de la entrada junto al grupo que alegra ya toda la colonia Clavería. 

He pasado más de un cumpleaños ahí. Una vez me hornearon los más ricos panqués y en este último que cumplí 46 años festejé con chicharrón en salsa verde y natas de desayuno, y regalos hermosos de compañía. Él es Gerardo, ella es Elena, y todo en conjunto es Nicos donde, creo, que hacen chiles en nogada como pocos -Mural de los Poblanos en Puebla y con amigos que son familia casi, también me ha hecho llorar-. 

Llevo muchos años de querer a Gerardo y hasta consuegros pudimos haber sido. Y me encanta ese humor negro que pocos entienden. #queganelamejor es el nombre de un receptor de misivas secretas, críticas y sarcasmo en que, sobra decirlo, estamos el chef y yo. Bueno, y René. 

Nos carcajeamos con las fantasías de la corruptela que muchos han creado en su imaginario, y, cada vez que llega la temporada de la nuez de Castilla nos sentamos juntos a hablar de piedras preciosas, rubíes en particular con colores intensos como la granada y como los envidiosos. 

Esos somos Gerardo y yo admirando el circo y gozando del mejor guacamole de este país, de mi tacita de sopa de fideo con menudencias y de harto tequila servido en copas y carrito de restaurantes elegantes. Que sigan los años de falsas granadas, que siga el cariño genuino y la admiración absoluta por Gerardo Vázquez Lugo. Hasta reverencia y besamanos hemos ensayado. Ándense atentos.