Turismo

Viajando con Deby: Una historia memorable

Imàgo, en Hassler, es un lugar donde los sentidos se entrelazan para ofrecer una experiencia culinaria única
viernes, 31 de julio de 2020 · 01:40

La Plaza de España es una de las más conocidas de Roma. Su nombre, Piazza Spagna, fue dado por la ubicación de la embajada española ante la Santa Sede, en dicha plaza, desde el siglo XVII. El diseño y la elegancia únicos de la escalinata española, la han convertido en un lugar popular para artistas, pintores y poetas, que se sintieron atraídos por el lugar.

La presencia de artistas también trajo muchas mujeres hermosas al área, con la esperanza de ser contratadas como modelos. Esta tradición, de la Plaza de España como lugar de encuentro, ha vivido desde entonces.

Desde que el Hassler abrió sus puertas en 1893, ha mantenido la codiciada posición como el hotel más prestigioso de Roma, con una de las vistas más exclusivas del mundo. Ubicado teatralmente en la cima de la Plaza de España, junto a la magnífica iglesia Trinità dei Monti del siglo XVI, se encuentra a poca distancia de la vegetación de los jardines de Villa Borghese, Via Veneto, Via Condotti y las boutiques más modernas.

Durante más de un siglo, Hassler, un palacio en la cima de la Plaza de España, ha sido reconocido como uno de los legendarios hoteles de lujo de cinco estrellas de Europa, actualmente gestionado por Roberto E. Wirth, quinta generación de la famosa dinastía de hoteleros suizos que comenzó con Franz-Josef Bucher, ahora considerado uno de los pioneros de la industria hotelera.

Al entrar en Imàgo, el restaurante panorámico de Hassler con estrella Michelin, con su vista única, nos recibe una hermosa pintura de tamaño natural que llena cada ventana de esta espectacular ubicación, amada tanto por los lugareños romanos como por los invitados internacionales. 

La música suave, la decoración elegante y refinada con una incrustación de madera antigua y el juego romántico de luz que se refleja en los espejos, conspira para crear una atmósfera mágica, una sensación de estar en otro tiempo y espacio en un restaurante lleno de historia memorable.

Imàgo, que significa imagen, sueño, visión, abarca en una palabra la filosofía del restaurante gourmet de Hassler: un lugar donde la visión y el gusto se entrelazan para ofrecer una experiencia culinaria única.

Por Deby Beard