Gastronomía

Nube viajera: Más como ellos

Chapeau a los cocineros que se retaron, que se cuestionaron. por favor, no se duerman. Estamos obligados a sacudirnos
viernes, 2 de octubre de 2020 · 01:45

Me caen bien los que se atrevieron. Seguimos, hasta hoy, sin saber cómo viene la cosa, pensamos que era poco, llevamos mucho y será más. La vida se frenó un poco, y nos quitó muchísimas cosas, es cierto, pero también nos dio tiempo. 

Me caen bien los que lo usaron bien. Comienzo por hablar en primera persona. Yo me obligué, porque no fue decisión propia, a reinventarme, a deshacer lo que venía haciendo, a sacudirme, y créanme, ha sido todo un reto, pero muy satisfactorio. Me hizo bien

La industria se la está pasando mal, es cierto, amigos que no volverán a abrir restaurantes, otros que con mucha dificultad tratan de hacerlo, fronteras cerradas, el turismo no es y no sé cuándo volverá a ser igual. 

Pero hubo tiempo. 

La pregunta es, ¿qué hicieron cocineros, productores, vitivinicultores y promotores con ese tiempo?

Admiro a los que se atrevieron a cambiar, desde un patio y un mobiliario en restaurante del Pedregal, hasta nuevos menús bien, pero bien pensados en establecimiento de muchos círculos en Polanco. 

Chapeau a los cocineros que se retaron, que se cuestionaron ¿Voy a seguir sirviendo tartare, así con platito de peltre toda la vida, sólo porque me sale bien?, ¿voy a entender que es difícil seguir sirviendo esferas?, ¿debo re pensar los formatos y cómo la gente me percibe? Si por favor, no se duerman. Estamos obligados a sacudirnos. 

Por ejemplo, los que decidieron si abrir nuevas propuestas, los que se arriesgaron a hacerlo, los que supieron escuchar a los comensales. Humildad, y nobleza, obligan. 

Que siga habiendo cambios, que se celebre engolosinarse en el juego de la evolución. 

Ha sido un año de aprendizajes, para todos, felicidades a los que se atrevieron. 

Más como ellos.