Plantas y jardinería

Guía para preparar la tierra ideal para que tus orquídeas florezcan

La tierra para sembrar orquídeas es muy importante para que sus raíces se desarrollen y sus hojas florezcan
domingo, 7 de julio de 2024 · 00:15

Las orquídeas también pueden crecer en el huerto urbano a lado de otras plantas ornamentales y una vez que tienen el tamaño suficiente, se recomienda trasplantarlas en una maceta para cuidarlas con más atención. Para que este proceso tenga el resultado esperado, hay que preparar muy bien la tierra, después de todo es la base que las nutrirá.

¿Qué tipo de tierra se le pone a las orquídeas?

De consistencia “suelta” y fértil, se necesita de una que pueda drenar perfectamente el agua para evitar que las raíces se pudran. Las mejores opciones son tierra de corteza triturada (como corteza de pino), perlita (material utilizado en jardinería y horticultura para aportar ligereza y porosidad al sustrato) o de carbón vegetal para que esta parte de la planta pueda “respirar”.

Ahora que sabes algunos tipos de tierra que puedes agregar, seguro te interesará conocer la forma ideal para prepararla y hacer que las orquídeas florezcan de manera exitosa por medio de este elemento básico para todos los cultivos, pero clave frente a plantas que rinden delicadas flores.

Tierra especial para orquídeas
Tierra especial para orquídeas
FOTO: Shutterstock / Imagen Ilustrativa

Prepara la tierra para las orquídeas de esta forma

Una vez que cuentas con tierra fértil de corteza triturada o la variedad que encuentres en tiendas de jardinería, siempre y cuando sean las descritas anteriormente, necesitas:

  1. Hidratar con un poco de agua de lluvia o sin cloro para mezclarla con 100 gr de fibra de coco, esta porción rinde para 300 gr de tierra.
  2. Después de mezclar, comienza a llenar la maceta, al terminar puedes agregar 10 gr de musgo para orquídeas, el cual ayudará a retener la humedad.

Lo siguiente es colocar la orquídea con mucho cuidado para evitar dañar las raíces, ahora sí, la planta tendrá la tierra adecuada para florecer y mantenerse saludable, con una base fuerte que la mantendrá en estado saludable desde el primer inicio.