Plantas

Dónde debe colocarse la cuna de moisés para que crezca y florezca adecuadamente

Colocar tu planta cuna de moisés en el lugar correcto es esencial para que esta pueda desarrollarse correctamente.
sábado, 22 de junio de 2024 · 11:00

La cuna de moisés es una planta bastante elegante que puedes colocar en el interior de tu casa para decorar tus espacios. Puede desarrollarse bien en casi cualquier lugar y solo necesita los cuidados adecuados para florecer y mantenerse saludable. Uno de los factores importantes es la luz, y por eso te diremos dónde debes colocar tu planta de cuna de moisés para que crezca fuerte, sana y florezca bonita.

Cuánta luz requiere la cuna de moisés

Lo primero que debes saber es que la cuna de moisés es una planta que necesita bastante luz, pero no de forma directa. Es decir, la luz solar directa empezará a causar estragos en tu planta si la dejas mucho tiempo bajo ella. Por eso, lo recomendable es utilizar luz solar indirecta para tu planta, y aquí te diremos cómo puedes lograrlo de forma fácil.

Dónde colocar tu cuna de moisés

Una de las formas más fáciles de lograr luz solar indirecta para tu planta de cuna de moisés es colocarla en un lugar de tu hogar donde haya una entrada de luz natural que brinde bastante iluminación a tu espacio, pero la cuna de Moisés deberá estar alejada de esta fuente de luz, en un ángulo en el que no se encuentre de frente con esta entrada. Así, la luz no incidirá de forma directa en la planta.

También puedes colocar cortinas o protectores en tu ventana que impidan el paso de la luz directa. Existen muchos tipos de telas perfectas para cortinas que van a dejar entrar mucha luz a tu hogar y, al mismo tiempo, evitan que la incidencia de esta luz sea directa sobre tus espacios, incluyendo tus plantas. Esta es una excelente forma para que la cuna de moisés pueda desarrollarse correctamente.

Puedes tener tu cuna de moisés en el exterior pero sus cuidados deberán ser más precisos. Foto: Pexels / Lucas George Wendt

Cómo saber si mi planta recibe demasiada luz

Una de las formas más fáciles de darte cuenta si tu planta está sufriendo por la cantidad de luz que está recibiendo es observar las hojas. La cuna de moisés empezará a tornar sus hojas amarillas e incluso verás cómo empiezan a marchitarse si la luz solar es demasiado para la planta. Si ves estos signos, lo mejor es reubicar tu planta para que pueda seguir creciendo sin problemas.

Más de