Plantas

Este ingrediente de cocina te ayudará a propagar tus anturios de forma fácil y rápida

Si quieres propagar tus anturios con materiales caseros Y de forma fácil, entonces sigue el tutorial que te dejamos a continuación.
martes, 18 de junio de 2024 · 12:10

Los anturios son una planta muy bella que puedes cuidar fácilmente en casa y, además, su reproducción es bastante sencilla. Incluso con ayuda de un elemento de cocina, puedes propagarlos fácilmente. Aquí te enseñaremos cómo y te diremos cuáles son las características necesarias que tu anturio debe tener para que la propagación pueda llevarse a cabo de forma correcta. Solo sigue leyendo.

¿Qué necesitas para propagar tus anturios?

Lo primero que debes tener en cuenta para llevar a cabo la reproducción de los anturios es que lo mejor es utilizar plantas que tengan una raíz crecida. Es decir, en algunas ocasiones, tus anturios van a crecer lo suficiente para revelar parte de su raíz en la base de los tallos. Este es el escenario ideal para poder generar otra planta de anturios, ya que así podemos crear raíces fácilmente con ayuda de un acodo.

El elemento de cocina que nos ayudará a crear un acodo y que genere raíces lo suficientemente grandes como para trasplantar un nuevo anturio en casa será la canela. Esta tiene propiedades especiales que ayudan a que tus plantas creen nuevas raíces, lo que será la base de la propagación de los anturios. Además, necesitaremos una bolsa plástica pequeña, tierra para maceta y un hilo de algodón.

Cómo propagar anturios

Qué necesitas

  • 1 taza de Tierra de maceta
  • 1 cucharadita de Canela
  • Agua
  • 1 Bolsa de plástico mediana
  • Hilo de algodón

Pasos

  • Mezcla la tierra con la canela y revuelve bien.
  • Humedece ligeramente la mezcla con ayuda de un poco de agua o un atomizador.
  • Coloca la bolsa alrededor de la parte de la raíz del anturio.
  • Antes de cerrar la bolsa, introduce la tierra con canela.
  • Ajusta la bolsa bien, cerrando con el hilo y manteniendo la tierra adentro.
Logra hermosos anturios a partir de los que ya tienes en casa, con este sencillo método. Foto: Pexels / Maria Tyutina

Una vez que tengas tu anturio listo con el acodo, deberás estar humedeciendo cada semana y revisando el estado de las raíces. Después de un par de semanas, tendrás raíces lo suficientemente grandes como para que puedas cortar el anturio en la base, dejando las raíces en tu planta antigua y conservando el tronco raíz por sí solo. Planta el anturio con raíces en una maceta nueva y seguirá creciendo sin problemas, y de tu tronco raíz nacerá un nuevo anturio, propagando así correctamente esta planta.