Huerto urbano

Guía para cultivar tomates verdes tu huerto y tener frutos sin complicaciones

Lo primero que hay que saber es que los tomates se cultivan en zonas templadas y cálidas con una  humedad relativa al 75%
sábado, 15 de junio de 2024 · 00:45

Las salsas en la gastronomía mexicana son vitales. De hecho suelen usarse para hacer todo tipo de guisados o como aderezo para nuestros taquitos. Una de las favoritas definitivamente es la salsa verde, ya sabes esa que se hace con tomate o tomatillo verde. Es bastante fácil de hacer cuando tienes cerca la materia prima.

Por eso es que hoy queremos compartir contigo una guía básica para que puedas sembrar y tener tus tomates verdes en la comodidad de las macetas de tu casa disponibles siempre para tus salsas o cualquier otra preparación culinaria. Aunque no lo creas, es fácil de llevar a cabo.

Lo primero que hay que saber es que los tomates se cultivan en zonas templadas y cálidas con una  humedad relativa al 75%. La planta prefiere suelos profundos, mullidos y bien aireados con una buena cantidad de materia orgánica y pH ligeramente ácido para que prosperen. Y para lograrlo, puedes aplicar lo siguiente. 

1. Elige la variedad 

Escoge una variedad de tomate verde que sea adecuada para el cultivo en macetas. Algunas variedades recomendadas incluyen ‘Green Zebra’ y ‘Aunt Ruby’s German Green’.

2. Elige una maceta adecuada

Si usas semillas, planta dos o tres en el centro de la maceta a una profundidad de aproximadamente 1/4 de pulgada, pero si usas plántulas, planta una plántula en el centro de la maceta a la misma profundidad a la que estaba en su contenedor original.

Coloca la maceta en un lugar que reciba al menos 6-8 horas de luz solar directa al día. Foto: Unsplash

3. Riega correctamente

Riega la tierra completamente después de plantar. Asegúrate de que el agua llegue a las raíces pero no sature la tierra.

4. Ubícala donde halla luz

Coloca la maceta en un lugar que reciba al menos 6-8 horas de luz solar directa al día. Los tomates necesitan mucha luz para crecer y producir frutos.

5. Fertiliza

Aplica un fertilizante balanceado cada 2-3 semanas. Un fertilizante 10-10-10 (nitrógeno-fósforo-potasio) es una buena opción para el crecimiento de los tomates.

6. Poda y aplica soporte para las plantas

Retira los brotes laterales (chupones) que crecen entre el tallo principal y las ramas. Esto ayudará a concentrar la energía de la planta en el crecimiento de los frutos principales. Coloca una estaca o una jaula para tomates en la maceta. Esto ayudará a soportar la planta a medida que crece y produce frutos, evitando que las ramas se rompan por el peso.

7. Cosecha

Los tomates verdes están listos para cosechar cuando alcanzan su tamaño completo y tienen un color verde vibrante. Algunas variedades pueden desarrollar un ligero matiz amarillento o blanquecino.

Cosecha los tomates con cuidado para evitar dañar la planta. Usa tijeras de podar o tus manos para girar y desprender los tomates de la planta.