Huerto y jardín

¿Tienes plantas aromáticas en tu hogar? Estos son los cuidados que debes tener para que no se marchiten

Las plantas aromáticas como la menta o la albahaca son perfectas para ambientar el hogar, conoce cuáles son los cuidados que deben tener para mantenerlas sanas
jueves, 13 de junio de 2024 · 06:33

Las plantas aromáticas además de ser un elemento natural que ambientan los espacios en el hogar, con frecuenta son usadas para ahuyentar a los mosquitos y otros insectos, pues resultan ser efectivas como un repelente natural. Muchas variedades se utilizan para fines culinarios, pues ayudan a resaltar el sabor de diversos platillos y bebidas.

Cuidados generales para las plantas aromáticas

Tener hierbas aromáticas en casa presenta muchas ventajas y una de ellas es tener a la mano un ingrediente fresco para nuestras recetas. Por ejemplo, la menta, la albahaca, el tomillo, el cilantro o la hierbabuena generalmente se pueden tener en macetas, colocar en espacios pequeños como cocina, terraza o huertos urbanos.

Foto: Unsplash/@rodgersm22

Los cuidados suelen ser muy básicos y no representan complicaciones, a continuación, te diremos cómo puedes mantenerlas sanas por más tiempo y que no se marchiten.

Maceta. Como hemos mencionado tener plantas aromáticas en maceta es una excelente opción, sin embargo, al momento de adquirirlas nos debemos cerciorar que el contenedor donde las coloquemos tenga un buen drenaje.

Iluminación. Las plantas aromáticas requieren de una buena iluminación. Deben recibir luz solar de al menos seis horas diarias. Es importante que se tomen en cuenta las condiciones ambientales de la región en donde te encuentres, ya que este tipo de plantas no soportan las bajas temperaturas.

Riego. El riego es un cuidado importante, sin embargo, según la planta aromática que tengamos en casa necesitará una cantidad adecuada de agua. Algunas variedades requieren de una tierra más húmeda que otras.

Abonos. Para que las plantas tengan un buen crecimiento requieren de abonos, estos pueden ser orgánicos que son de fácil aplicación. Los minerales que requieren son el nitrógeno, fósforo y potasio (NPK). Se debe suministrar de forma minuciosa para no sobrecargar a la planta, en este enlace te damos una recomendación.

Poda. La poda constante es un cuidado básico de las plantas aromáticas, es una forma de mantenerlas libres de ataques de plagas y les dará oportunidad de que puedan seguir creciendo sanas. Es importante que al realizar la poda se haga de forma suave, cuidando de no afectar los tallos.