Tips de limpieza

¿Cómo lavar las ollas? Te damos algunos tips para hacerlo correctamente

Con estos tips podrás lavar bien tus ollas y dejarlas como nuevas
martes, 11 de junio de 2024 · 09:34

 Lavar los trastes siempre es una de las tareas más engorrosas que hay. De hecho, muchas personas la evitan. Especialmente, porque hay algunos trastes que nos la ponen difícil, como es el caso de las ollas y las cazuelas, que a veces suelen ser difíciles de desmanchar. Especialmente, cuando cocinamos cosas complicadas, como el mole, algún estofado o cualquier cosa con grasa y/o azúcar.

Aunque en el camino de la limpieza de los trastes y particularmente de las ollas, suele ser complicado porque algunos ejemplares se dañan con el tiempo, queremos decirte que hay esperanza. Especialmente, porque hoy compartiremos contigo nada más y nada menos cuál es la manera correcta de lavar tus ollas sin dañarlas.

Y es que aunque pareciera algo sencillo, la verdad es que no siempre lo es, considerando que los trastes se van desgastando con el tiempo. Por eso es que existen diversas maneras de abordar las ollas y esta es una de ellas que una vez que lo sepas, te ahorrarás muchos problemas especialmente con el material de tus utensilios, el cual es clave para saber cómo cuidarles. Aquí te dejamos algunos tips.

1. Antes de lavar, deja que las ollas se enfríen

No laves las ollas calientes. Deja que se enfríen a temperatura ambiente antes de sumergirlas en agua. Esto evitará deformaciones, especialmente en ollas de materiales sensibles como el aluminio.

2. Ponlas en remojo

Llena la olla con agua caliente y un poco de detergente; déjala remojar por unos minutos. Esto ayuda a aflojar los residuos de comida y facilita la limpieza.

Llena la olla con agua caliente y un poco de detergente; déjala remojar por unos minutos. Foto: Unsplash

3. Usa el utensilio adecuado

Utiliza una esponja suave o un cepillo de cerdas suaves para evitar rayar la superficie de la olla. Evita el uso de estropajos metálicos en ollas antiadherentes o de aluminio.

4. Evita fibras o estropajo

Prefiere una esponja suave o un cepillo de cerdas suaves para evitar rayar la superficie de la olla. Procura evitar los estropajos o fibras metálicas, especialmente en ollas antiadherentes o de aluminio. 

5. Bicarbonato de sodio y vinagre para las manchas difíciles

Para ollas con manchas difíciles o quemaduras, espolvorea bicarbonato de sodio en la superficie, añade un poco de vinagre blanco y deja actuar la mezcla durante unos minutos. Luego, frota con una esponja suave.

6. Evita los detergentes abrasivos

Evita detergentes que contengan ingredientes abrasivos, ya que pueden dañar la superficie de la olla, especialmente las antiadherentes.

7. Enjuaga bien y seca completamente

Asegúrate de enjuagar bien las ollas para eliminar todos los residuos de jabón, ya que los restos pueden afectar el sabor de la comida en futuras cocciones y dañar la superficie con el tiempo. Recuerda secar muy bien con un paño después de lavarlas, pues dejarlas al aire, puede dejar manchas de cal o causar corrosión de algunos materiales.