Huerto

No tires las cáscaras de la naranja, aprovéchalas para hacer este abono seco

Aprovecha este desecho común de las cocinas y dale un segundo uso con el abono seco que te vamos a enseñar a preparar aquí.
jueves, 23 de mayo de 2024 · 00:05

La cáscara de naranja es ese residuo de cocina que tiramos a la basura después de preparar jugo o una deliciosa ensalada con esta fruta. Este desecho es lo que queda tras extraer el jugo o la pulpa de nuestras naranjas; sin embargo, podemos darle una segunda vida si se maneja de forma adecuada. Por ejemplo, puedes convertirlo en un abono seco de cáscara de naranja que es perfecto para nutrir y proteger tus cultivos.

La cáscara de naranja puede aportar diferentes nutrientes al sustrato de nuestras plantas y, al mismo tiempo, protegerlas de ciertas plagas gracias a su aroma natural. No obstante, integrarla en el sustrato de nuestros cultivos requiere de ciertos pasos extra, y por eso aquí te enseñaremos a convertir este desecho de cocina en un abono seco sin nada de esfuerzo. Además, te enseñaremos a aplicarlo para que puedas aprovechar todos sus beneficios.

Abono seco con cáscaras de naranja

Ingredientes

  • 1 taza de Cáscara de naranja
  • 2 cascarones de Huevo

Pasos

  • Retira toda la pulpa de la cáscara.
  • Corta las cáscaras de naranja en trozos pequeños.
  • Coloca la cáscara en una rejilla o charola.
  • Deja deshidratar al sol o seca en un deshidratador casero.
  • Una vez que la cáscara esté bien seca, procésala en un molino para café.
  • Tritura las cáscaras de huevo hasta obtener un polvo fino.
  • Mezcla el polvo de naranja con el polvo de huevo.
Usa este abono para estimular y cuidar el crecimiento de tus plantas. Foto: Pexels / Julia Filirovska

Ahora que tienes tu abono seco listo, basta con aplicarlo para empezar a aprovechar sus beneficios. Para ello, deberás espolvorear un poco de la mezcla alrededor de la planta, directamente en el sustrato. Después, remueve ligeramente la tierra y aplica un riego ligero para activar el abono. Continúa con los cuidados habituales de tus cultivos y vuelve a aplicar tras dos semanas. Verás resultados en poco tiempo.