Remedios Caseros

¿Te duelen los ojos? Estos son los remedios caseros que debes evitar por completo

Cuida tus ojos y evita usar estos remedios casero que podrían aumentar el ardor y la irritación.
martes, 9 de abril de 2024 · 14:24

Es muy común que, debido a la calidad del aire, el polvo, el tiempo que pasamos frente a las pantallas o simplemente la luz del ambiente, nuestros ojos puedan irritarse, ocasionando dolor y ardor en ellos. Si esto te ha sucedido, seguramente querrás probar algún remedio casero para tratar de aliviar este síntoma. Sin embargo, es muy probable que termines agravando el daño, ya que no es recomendable utilizar cualquier sustancia extraña en los ojos. Por eso, te diremos cuáles son los remedios caseros que debes evitar a toda costa.

Evita usar manzanilla o bolsas de té en los ojos

Uno de los remedios caseros más comunes es la manzanilla. Esta a menudo se utiliza como enjuague o incluso se llegan a utilizar las bolsas de té húmedas a modo de compresa para los ojos. Y aunque la manzanilla es una planta que tiene muchas propiedades saludables, no es recomendable utilizarla de forma tópica para entrar en contacto con los ojos, ya que aumentamos el riesgo de infección e irritación.

Evita usar mezclas de agua con sal sobre tus ojos

Otro tratamiento casero muy popular es el agua con sal y aunque existen soluciones salinas muy efectivas para limpiar el ojo, los preparados de agua con sal caseros no son recomendados para aplicar en los ojos, ya que pueden ocasionar irritación y daños más severos. Recuerda siempre colocar en tus ojos productos especialmente formulados para los mismos y evita cualquier remedio casero de contacto directo.

Evita enjuagar tus ojos con cualquier líquido ya que puedes aumentar la irritación. Foto: Pexels / Julia Sakelli

Algunos remedios para el ardor que si puedes usar

Entre los remedios que sí puedes utilizar para tratar de calmar el ardor en tus ojos está el agua limpia. Si hay algún elemento físico, como una pestaña o polvo, molestando tus ojos, puedes tratar de retirarlo enjuagándolos con un poco de agua tibia. También puedes utilizar compresas frías o calientes para tratar de calmar el dolor y el ardor en los ojos, ya que al colocarlas sobre tus párpados pueden traer una sensación de confort. Recuerda siempre consultar con tu médico de confianza y asistir con un profesional de la salud si presentas alguna afección.