Fertilizantes

Fertilizante Casero: Con tan solo 1 ingrediente conseguirás que tu limonero explote de frutos

Crea un fertilizante casero en tan solo 5 minutos, ¡tú limonero te lo agradecerá!
domingo, 7 de abril de 2024 · 13:12

Cuando se toma la decisión de tener plantas y árboles frutales en el hogar, se debe asumir que existe una gran responsabilidad para que estos puedan crecer y se vuelvan fructíferos. Por lo regular, uno de los árboles que más se tienen en casa, es el famoso limonero, así que hoy te proponemos un gran fertilizante casero que podrás hacer con solo un ingrediente. 

El fertilizante orgánico que estamos a punto de brindarte, es ideal para que nuestras plantas y árboles frutales cumplan con su ciclo de desarrollo, el cual consiste en su crecimiento, floración y producción. Asimismo, este ayudará a nuestro limonero, gracias a que tiene minerales como el potasio, calcio, hierro, magnesio y cobre.

¿Qué ingrediente se puede utilizar para que el limonero de frutos?

La melaza de caña es el ingrediente que utilizaremos para crear un fuerte fertilizante casero, sin embargo, es importante saber que este es un residuo de cristalización del azúcar de color café oscuro con una consistencia viscosa y un sabor muy dulce. Este peculiar producto se labora mediante la cocción del jugo de la caña hasta la evaporación parcial del agua que este tiene. 

Crea un fertilizante casero con melaza de caña. Foto: Pixabay/Jing

Utilizar este ingrediente, hará que mejore la propiedad del suelo de nuestro limonero, favorecerá la actividad microbiana facilitando la disponibilidad de nutrientes. Asimismo, se aumentará la fertilidad, y se podrá observar en nuestro árbol unas hojas vibrantes y con tallo sano. 

¿Cómo se puede aplicar la melaza en el limonero?

1. Melaza de caña

Ingredientes

  • 10 ml de melaza de caña
  • 1 litro de agua

Preparación

En un recipiente se coloca el litro de agua con los 10 ml de melaza de caña y se mezclan hasta incorporar todos los ingredientes. Este fertilizante se coloca en forma de riego para que desde la tierra hasta las hojas puedan recibir todos los nutrientes. Por otro lado, también se puede poner de forma directa al sustrato y se recomienda ponerlo de una a dos veces al mes.