Huerto urbano

¿Cómo podar correctamente un limonero? Aquí te decimos el paso a paso

La poda es uno de los cuidados más importantes para los árboles frutales y uno a los que menos atención se les pone
domingo, 7 de abril de 2024 · 12:20

Ya estamos en plena temporada ideal para que nuestros árboles frutales, particularmente los de cítricos den frutos. Sin embargo, cuando tienes ejemplares jóvenes y/o en crecimiento, lo más seguro es que antes de llegar a la etapa de cosecha, necesitan ser podados y por eso es que en esta ocasión queremos compartirte algunos secretos para lograrlo. 

La poda es uno de los cuidados más importantes para los árboles frutales y uno a los que menos atención se les pone, porque creemos que es cortar ramas y ya, pero en realidad hay muchos detalles que debemos cuidar sobre todo cuando se trata de elegir las partes que debemos cortar de nuestro limonero. 

Lo primero que tienes que saber es que el mejor momento para podar tus limoneros, es entre enero y febrero o entre junio y julio, que son los instantes antes o después de haber dado toda su producción de limones. Y sí, es que su etapa de floración y cosecha es entre los meses de marzo-mayo. Por lo que si deseas podar, habrá que esperar, pero mientras puedes letrarte para hacerlo de la mejor manera. 

Según los expertos en agricultura, lo mejor es esperar 3 temporadas antes de la primera poda, porque antes de esto, nuestros árboles de limones suelen ser frágiles. Pero llegado el momento, tal vez debes de tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para que el proceso sea todo un éxito. 

1. Elige las tijeras adecuadas

Elige unas tijeras de poda adecuadas al tamaño de tu limonero para poder hacer cortes limpios. Es importante que las esterilices para evitar infecciones.

Según los expertos en agricultura, lo mejor es esperar 3 temporadas antes de la primera poda. Foto: Pexels

2. Poda las ramas que menos luz reciban 

Corta las ramas de abajo, que seguro han empezado a secarse, porque no reciben ni van a recibir una luz adecuada, para priorizar que las de arriba reciban la mayor cantidad de energía y recursos para crecer bien. 

3. Cuida el equilibrio de la copa del árbol

Poda las ramas que vayan a entrecruzarse con otras (las más gruesas) para dar un equilibrio a la copa del árbol de limones, dejando la misma cantidad de ramas a cada lado del tronco.