Huerto

¿Cómo hacer la lejía de ceniza? Aprende a preparar este insecticida y fungicida casero

La lejía de ceniza tiene muchos efectos favorables sobre tus cultivos, aprende a elaborarla con esté sencillo método.
sábado, 6 de abril de 2024 · 15:36

Si quieres proteger tus árboles frutales y las plantas de tu jardín de toda clase de plagas y hongos, entonces no hay mezcla más efectiva que la lejía de cenizas. Este es un preparado natural que puedes elaborar en casa a partir de un poco de agua y cenizas, y lo mejor de todo es que también va a nutrir tus cultivos gracias a todos los elementos que pueden aportar las cenizas a tu huerto y jardín. Aquí te explicamos cómo elaborarla.

La lejía de cenizas es un preparado líquido que se puede aplicar de forma foliar para alejar toda clase de plagas y para reducir la actividad de los hongos en tus árboles frutales. Es especialmente efectivo en cultivos como el limonero o el naranjo. Para prepararlo, solamente necesitamos agua y cenizas de origen vegetal, es decir, cenizas que provengan exclusivamente de madera o carbón vegetal sin químicos añadidos.

Cómo hacer tu propia lejía de ceniza fácilmente

Qué necesitas

  • 500 gramos  de Ceniza de leña
  • 1 litro de Agua

Pasos

  • Cuela la ceniza para eliminar los trozos de carbón grande.
  • Mezcla la ceniza con el agua en un recipiente grande.
  • Tapa y deja reposar por un día.
  • Después del primer día, revuelve bien la ceniza y vuelve a tapar.
  • Repite este paso por tres días más.
  • Después del tiempo de reposo, obtendrás un líquido claro.
  • Cuela con ayuda de un colador fino y un paño para eliminar todo el sedimento.
Cuela bien las cenizas y el preparado para evitar q tu pulverizador se tape. Foto: Pexels / Karolina Grabowska

Una vez que tengas tu preparado, deberás diluirlo con 10 partes de agua, es decir, si vas a utilizar un litro de lejía de ceniza, tendrás que incorporar 10 litros más de agua para que puedas aplicarlo sobre tus árboles. Colócalo en un pulverizador para jardín o en una botella con spray y aplícalo directamente sobre hojas, ramas y tronco. Recuerda aplicar este preparado solo por la tarde, una vez que las horas de calor intenso han pasado.