Trucos

4 trucos para desmoldar una gelatina fácilmente sin que se rompa en el intento

Gelatinas perfecta y enteras en cada ocasión con estos trucos sencillos para desmoldar este tradicional postre.
miércoles, 24 de abril de 2024 · 00:05

Si te gusta hacer gelatinas en casa, sabes que uno de los pasos más complicados de este postre es desmoldarla sin que se rompa. Para ello, existen algunos trucos que puedes poner en práctica en casa y nosotros te mostraremos cuatro de los más fáciles para que no te vuelvan a pasar accidentes al desmoldar esta refrescante preparación. Pon atención y aplica el truco que más te guste.

Usa agua caliente

Para desmoldar rápidamente una gelatina, lo que debemos hacer es aflojar los bordes y la base de la misma con un poco de agua caliente. Para ello, deberás colocar suficiente agua caliente en un recipiente amplio e introducir el molde dentro del agua. El calor ayudará a que las paredes se ablanden y podrás desmoldar tu gelatina fácilmente. Solo ten cuidado y no dejes que el agua llegue a tocar tu gelatina.

Usa paños húmedos con agua caliente

Si el molde de tu gelatina es demasiado grande, puedes aplicar el siguiente truco. Simplemente coloca agua caliente en un recipiente y moja uno o dos paños de cocina con el agua caliente. Envuelve el molde de tu gelatina en los paños y, tras unos segundos, podrás desmoldarla fácilmente gracias al calor del agua. Solo procura usar guantes de goma al llevar a cabo este truco para evitar quemaduras.

Usa tus manos y un cuchillo

También puedes utilizar tus dedos y un cuchillo para desmoldar tu gelatina. Jala ligeramente los bordes de la gelatina hacia el centro para ir despegando tu postre del molde. Puedes ayudarte de un cuchillo si tienes bordes lisos como en un molde circular o en un molde cuadrangular. Solo lleva a cabo este truco con paciencia, ya que es más tardado que los métodos anteriores y requiere de más tiempo para poder desmoldar tu gelatina sin problemas.

Evita que tus gelatinas se rompan al desmoldarlas usando estos útiles trucos. Foto: Unsplash

Usa un poco de aceite

Por último, existe una forma de desmoldar tu gelatina fácilmente y sin problemas, pero este truco requiere de cierta preparación antes de que elabores tu gelatina. Para desmoldar tu gelatina fácilmente, simplemente debes untar unas gotas de aceite en tu molde antes de verter la gelatina dentro. Al cuajar tu gelatina, no se va a adherir a las paredes del molde y sacarla del recipiente será mucho más fácil.