FERTILIZANTES

¿Qué es la melaza de caña? Conoce este fertilizante y cómo hacerlo con 1 ingrediente

Conoce un poco más a detalle qué es la melaza de caña y cómo puedes hacerla en casa de forma efectiva
miércoles, 24 de abril de 2024 · 18:19

Hoy en día sabemos que hacer un fertilizante casero es mucho más sencillo, económico y efectivo que cualquier otro, sabemos que hay muchas opciones para tener una opción que nos ayudará enormemente con nuestras cosechas de limonero, por ejemplo, y hoy creemos que existe uno que sin duda se ha popularizado y esa es la melaza de caña

¿Qué es la melaza de caña?

La melaza de caña es un potente fertilizante casero y orgánico que será perfecto porque de manera natural ayudará a reactivar las raíces y le dará carbohidratos y energía a nuestros árboles frutales para estén saludables y se vean mucho más verdes. Aunado a ello, aportará una buena cantidad de nutrientes que te permitirán darle mucho más vida a tus árboles frutales y con las cosechas que tanto esperas. 

Recomendaciones 

Para la melaza de caña será muy importante destacar que no debes usar mucha agua porque con una cantidad mucho más grande correrías el riesgo de no tener la consistencia espesa que estamos buscando. También es muy importante destacar que deberás dejar que alcance el hervor y seguir removiendo hasta obtener la consistencia tipo mermelada que estamos buscando. Eso si, siempre deberás dejar enfriar y después otra vez regresar al fuego, así hasta tener lo deseado. 

El piloncillo es el ingrediente principal para la melaza de caña. Foto: Shutterstock

Necesitas 

  • 3 bloques de piloncillo

Procedimiento 

Llevaremos el piloncillo a una olla con agua, la cual deberá cubrirlo por completo. Dejaremos entonces el piloncillo hasta que se disuelva por completo. Es muy importante que durante el proceso lo muevas constantemente para tener la consistencia líquida que tanto queremos. Notarás que tu piloncillo está listo cuando la mezcla comience a sacar burbujas. 

Pasados unos 20 minutos, entonces notarás que ha llegado al punto deseado y lo siguiente será apagar y dejarlo enfriar. En este proceso deberá hacerse tipo miel, pero si esto no sucede, regresaremos al fuego y nuevamente dejaremos hasta obtener una consistencia desead, no te desesperes porque podrían ser hasta 2 horas. Es muy importante dejar que alcance el hervor siempre y nuevamente poner al fuego.