Árboles frutales

Guía para colocar clavos oxidados en los árboles frutales y hacer que florezcan esta primavera

Descubre por qué los clavos oxidados en los árboles frutales son un poderoso truco de jardinería para hacer que florezcan
miércoles, 24 de abril de 2024 · 02:33

El huerto urbano también suele resguardar interesantes trucos de jardinería que tienen por objetivo fomentar la floración en la temporada de primavera,  una de ellas es introducir un par de clavos oxidados ya sea en la tierra o tronco de los árboles frutales para garantizar su desarrollo y obligarlos a que rindan frutos.

Beneficios de los clavos oxidados para los frutales 

Aunque parezca raro, este tipo de herramientas agrega pequeñas cantidades de zinc y hierro, pues cuando aparece en su superficie una capa de color rojizo, tienen la capacidad de proporcionar óxido de hierro. Estos macronutrientes son de gran beneficio para los cultivos.

Con ese par de nutrientes se podrán desarrollar frutas muy jugosas y grandes, haciendo que los árboles frutales se mantengan saludables y sean capaces de dar una excelente cosecha en cada primavera. Ahora que sabes esta información, seguro te interesará conocer una práctica guía paso a paso para aprender a colocar un par de clavos oxidados en este tipo de cultivos e incentivar la floración.

Clavos oxidados para los árboles frutales
Clavos oxidados para los árboles frutales
FOTO: Especial

Cómo se deben colocar los clavos oxidados en los árboles frutales 

Existen dos formas de hacerlo:

  1. Colocar al menos 3 clavos oxidados en el tronco, es decir, clavarlos ligeramente en la corteza para que actúe con una respuesta rápida, tras creer que puede marchitarse, el cultivo decidirá reproducirse para dar flores y frutos. 
  2. Enterrar de 8 a 10 piezas alrededor de la tierra, cerca del tronco e hidratar con agua e incluso, complementar con una pequeña porción de humus de lombriz, ayudará a dotar de nutrientes esenciales la base del frutal para que ese proceso de floración sea mucho más rápido.

Así de sencillo es aprovechar un par de clavos oxidados del hogar o esa caja de herramientas olvidada para hacer que los árboles frutales florezcan de una vez por todas en esta época de primavera y por medio de su tierra o tallo, encuentren nutrientes esenciales que los ayudará a crecer.