Huerto urbano

Harina de avena: Así puedes usarla para fertilizar tus árboles cítricos y hortalizas

Existen muchos alimentos con los que puedes hacer un fertilizante orgánico y casero, pero en el caso de la avena, la tierra lo agradece
martes, 23 de abril de 2024 · 23:03

La primavera es uno de los mejores momentos para sembrar y cuidar nuestras plantas del huerto urbano y por eso es que justo hoy para aprovechar la temporada, pues queremos compartir contigo nada más y nada menos que la receta para hacer un fertilizante con un ingrediente de cocina, que seguramente tienes por ahí, especialmente si te gusta comer saludable.

Estamos hablando de la avena, la cual aunque no lo creas, puedes usarla para hacer tu propio fertilizante casero, el cual puedes usar par darle una mejor vida y nutrientes como es el caso de las hortalizas y los árboles frutales, como es el caso de los cítricos, manzanos, perales y hasta rosales.

Existen muchos alimentos con los que puedes hacer un fertilizante orgánico y casero, pero en el caso de la avena, la tierra lo agradece, porque nos puede aportar diversos minerales y vitaminas, que ayudan a que tus hortalizas y algunos árboles frutales crezcan mejor que nunca. 

¿Cómo hacer un fertilizante para hortalizas con avena?

Para hacer un fertilizante de avena sólo necesitas 2 ingredientes: 1 taza de hojuelas o harina de avena y agua suficiente, como para regar las plantas con la solución final. Te recomendamos iniciar con pequeñas cantidades de fertilizante para después aumentar gradualmente, según sea necesario.

Lo primero que tienes que hacer es hervir la cantidad de agua necesaria y cuando el agua rompa a hervir, agrega la avena o la harina de avena por cada galón de agua. Luego, apaga el fuego y deja que la mezcla repose de 30 minutos a 1 hora. Finalmente, cuela la mezcla para eliminar los sólidos de la avena. 

Los limoneros se pueden beneficiar de este fertilizante. Foto: Unsplash

¿Cómo aplicar el fertilizante en las plantas?

Diluye la mezcla de avena colada con agua en una proporción de 1:1 antes de usarla. Y cuando todo esto esté listo, puedes usar el fertilizante de avena diluido para regar tus plantas como de costumbre o aplicarlo como fertilizante foliar en las hojas de las plantas.