Árboles frutales

¿Por qué los árboles frutales florecen cuando se introducen clavos oxidados en el tronco? Razones para aplicar esta técnica

Colocar clavos oxidados en el tronco de los árboles frutales puede traer ciertos beneficios, toma nota de esta información
domingo, 21 de abril de 2024 · 00:05

Colocar un par de clavos oxidados en el tronco de los árboles frutales no es más que un truco de jardinería que tiene grandes resultados en el huerto. Pese a que se puede interpretar como un deterioro hacia su estructura, la verdad es que tiene ciertos beneficios, uno de ellos es fomentar su floración.

Por qué florecen los frutales al colocar clavos en su tallo

Estos elementos contienen un par de minerales básicos para los frutales; hierro y zinc, los cuales se ven relacionados con el desarrollo o cuajado de frutos. Así que el cultivo toma este truco como un método en donde puede extraer algunos nutrientes a favor de su proceso de floración.

Ahora que sabes por qué los árboles frutales puede florecer al colocar un par de clavos oxidados en su tronco, tienes que conocer dos razones más para replicar esta técnica dentro del huerto y hacer que ese limonero, naranjo, aguacatero, nectarino, cerezo u otras opciones frutales crezcan y sean capaz de florecer rápidamente en esta primavera.

Floración del árbol de naranjo
Floración del árbol de naranjo
FOTO: Shutterstock

Razones para colocar clavos oxidados en el tronco de los frutales 

Con este par de puntos, seguro te convencerás de replicar esta curiosa técnica en el huerto urbano: 

  1. “Herir” al tronco de esta forma hace que el cultivo actúe con una respuesta rápida, tras creer que puede marchitarse, como medida, decide reproducirse para dar flores y frutos. 
  2. Es una alternativa bastante accesible que agrega un par de nutrientes a su tallo, los cuales no se pueden encontrar de forma sencilla en otros métodos clásicos como la aplicación de abonos o fertilizantes de corte natural o químico.

Cabe mencionar que cuando los clavos se oxidan, aparece en su superficie una capa de color rojizo, esto se debe a la presencia de óxido de hierro y pequeñas cantidades de zinc, así que esta herramienta cuando presenta dicha característica, es perfecta para introducirse en el tronco de los árboles frutales y hacer que florezcan.